Dräger en Iberia (es decir, en España y Portugal) ha cerrado el ejercicio fiscal de 2020 con unos "resultados récord", según la compañía. Concretamente, ha obtenido una facturación de 111,5 millones de euros, lo que supone una subida del 40,61% frente a 2019.

Noticias relacionadas

Esto se debe, según un comunicado emitido por la compañía, al incremento en la demanda de productos específicos destinados a tratar el Covid-19 y los equipos de protección ante el contagio.

En términos generales, el incremento en la entrada de pedidos de la multinacional alemana ha ascendido al 38,9% (con ajuste de la divisa) y se registra en prácticamente todas las regiones en las que opera la multinacional, presentando una mayor subida en el territorio europeo.

Dionisio Martínez de Velasco, director general de Dräger en España, ha señalado que los resultados alcanzados refuerzan la estrategia de negocio de la compañía para los próximos ejercicios.

“Hemos ejercido como uno de los actores clave en la crisis sanitaria, posicionándonos como uno de los principales fabricantes de respiradores y mascarillas en Europa, y eso se ha visto reflejado en estos resultados tan positivos”, ha indicado.

Global

A nivel global, Dräger ha registrado un aumento del 22,5% en facturación en comparación con el ejercicio anterior obteniendo una cifra de 3.406,3 millones de euros (2019: 2.780,8 millones de euros) que, con ajuste de la divisa, se ha incrementado en un 25,7%. Todas las regiones han contribuido a este incremento de facturación, si bien ha sido en Europa es donde mayor aumento se ha registrado.

En el segmento de la tecnología médica, la compañía de origen alemán ha registrado un aumento de pedidos del 48,6% (con ajuste de divisa), motivado en parte por la demanda de respiradores, monitores de pacientes y material para hospitales.

Modelo de ventilación Evita, de Dräger.

En el segmento de tecnología de seguridad, el aumento de pedidos ha sido del 23,3% (con ajuste de divisa), sobre todo por la mayor demanda de equipos ligeros de protección respiratoria (mascarillas FFP).

El mayor crecimiento en facturación se ha registrado en tecnología médica, área que ha experimentado una subida del 36% (con ajuste de divisa). Mientras que tecnología de seguridad también ha conseguido un claro repunte al aumentar la facturación en un 8,5% (con ajuste de divisa).

A nivel grupo, el beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT) ha aumentado fuertemente registrando 396,6 millones de euros (2019: 66,6 millones de euros). 

También el margen EBIT, con una clara subida al 11,6% (2019: 2,4%). Por su parte, el beneficio anual neto ha crecido hasta los 249,9 millones de euros (2019: 33,8 millones de euros). En el flujo de tesorería libre, Dräger ha logrado también despuntar considerablemente con un total de 196,9 millones de euros (ejercicio anterior: 102,4 millones de euros), y el valor agregado (DVA) obtenido para la compañía ha crecido hasta los 296,9 millones de euros (2019: -32,7 millones de euros).

En cambio, para 2021, "teniendo en cuenta los efectos que la pandemia del coronavirus ha tenido sobre nuestros resultados (...), no es fácil que los extraordinarios resultados obtenidos en 2020 vuelvan a repetirse en este ejercicio", ha indicado Dräger.