Mercedes Rivera I. P. Nova

La Comisión de Salud Pública ha definido este martes los próximos colectivos a vacunar con el antígeno de AstraZeneca y que incluyen personas en activo de hasta 55 años de edad. Entre estos se encuentran las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, personal de emergencias, fuerzas armadas, docentes y personal sanitario y sociosanitario de segunda línea.

Noticias relacionadas

Cabe recordar que fue esta misma comisión la que decidió el pasado jueves no usar la vacuna de este laboratorio en mayores de 55 años por la falta de evidencia en los ensayos clínicos.

La nueva actualización de la estrategia de vacunación contra la Covid-19 introduce un nuevo grupo (el sexto), en el que se incluye a colectivos con una función esencial para la sociedad hasta los 55 años de edad. 

Estos son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica y Policías Locales); personal de emergencias (bomberos y otros); y Fuerzas Armadas.

Asimismo, en el grupo 6 del plan de vacunación también engloba a docentes y personal de educación infantil y necesidades educativas especiales, así como docentes de primaria y secundaria.

Personal sanitario y sociosanitario

Por otro lado, la actualización del protocolo de inmunización contempla una división dentro del grupo 3 (otro personal sanitario y sociosanitario). Así, se establece un nuevo subgrupo que incluye a los colectivos de segunda línea, tal y como anunció la semana pasada el Ministerio de Sanidad. 

Según lo acordado en la Comisión de Salud Pública, en este subgrupo están contemplados fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, personal de oficinas de farmacia, medicina legal, servicios de ayuda a domicilio, centros de menores y de centros de día. Y también a los trabajadores de instituciones penitenciarias.

Mayores de 55 con ARN mensajero

Según ha informado Sanidad este nuevo grupo de prioridad para la vacuna de AstraZeneca incluye a los citados colectivos, pero sólo si son menores de 55 años. En el caso contrario, deberán esperar a vacunarse con dosis de ARN mensajero. Es decir, la tecnología que usan los antígenos de Pfizer y Moderna

Según han confirmado fuentes del grupo de vacunación a Invertia, aquellos profesores, policías o, por poner un ejemplo, farmacéuticos mayores de 55 años deberán esperar a la disponibilidad de las vacunas de Pfizer o Moderna

Esto podría suponer un retraso en estos colectivos porque hay que recordar que existe un gran grueso de personas mayores de 80 años y grandes dependientes que se consideran más prioritarios en la inoculación.

Todos esos mayores deberán inmunizarse primero y, dependiendo de las dosis disponibles, el turno a los trabajadores esenciales se podría modificar. Aun así, no se les eliminan de la escala de prioridad.

Adaptación del protocolo

La decisión de no usar el antígeno de AstraZeneca en mayores de 55 no ha supuesto un cambio en la estrategia de inmunización porque esta es un "documento vivo". Es decir, se va definiendo según surgen nuevas necesidades (como lo ocurrido con esta vacuna) y atendiendo a la evolución de la epidemia.

En lo relativo a la evolución de la pandemia, también es una de las razones por las que pueden variar los criterios en los que se basan las decisiones de los grupos a priorizar en la campaña de vacunación. Según fuentes cercanas a la elaboración de este documento, según el contexto epidemiológico puede llegar el caso de que "sea más razonable priorizar a otros grupos en lugar de los que estaban previstos".

Es decir, el criterio para definir a los próximos grupos podrá cambiar si la pandemia reduce su gravedad. De momento, para la elección de los primeros grupos ha prevalecido el riesgo de mortalidad, pero pueden entrar en juego otros como "el de transmisión o exposición".