El 60 por ciento de los españoles asegura tener una confianza "alta o muy alta" en los laboratorios farmacéuticos. Así lo pone de manifiesto un estudio elaborado por Ipsos con el objetivo de conocer cómo está impactando la pandemia de la Covid-19 en la imagen de las farmacéuticas en España.

Noticias relacionadas

Como consecuencia de la crisis sanitaria, las farmacéuticas han pasado a colocarse en el primer plano de la actualidad debido al importante papel que desempeñan en la gestión de la pandemia, concretamente en lo que respecta a la fabricación de las vacunas.

El sector farmacéutico está teniendo un retorno beneficioso en términos de imagen, ya que siete de cada 10 entrevistados están de acuerdo en que los laboratorios saldrán favorecidos a nivel reputacional de esta crisis por el papel tan fundamental que están desempeñando.

Además, el 60 por ciento de los españoles encuestados declara tener una confianza alta o muy alta, siendo únicamente un 16 por ciento los que confían muy poco en los laboratorios, y más de la mitad (57%) considera que se superará la pandemia gracias a ellos. Sin embargo, un 42 por ciento considera que la imagen de estos no se reforzará, sino que saldrá perjudicada al estar dejando en evidencia que su mayor interés es ganar dinero.

Al mismo tiempo, el 90 por ciento de los encuestados ha asegurado que las farmacéuticas serán las grandes beneficiadas de esta crisis en términos económicos, por lo que confiesan que desean conocer más sobre los laboratorios, o incluso demandan que estas compañías compartan más información sobre ellas y su actividad.

Compañías farmacéuticas

Por otro lado, el estudio ha puesto de manifiesto que las compañías que tienen vacuna son las más conocidas y de las que se habla en internet y redes sociales. En concreto, Pfizer se sitúa como el laboratorio que mejor lo está haciendo en esta pandemia para un 45 por ciento de los consultados, seguida de Moderna (18%) y PharmaMar (12%).

Este "despunte de favoritismo" hacia Pfizer se explica porque fue el primer laboratorio en lanzar una vacuna y conseguir el respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como de la comunidad científica internacional.

Por su parte, AstraZeneca, a pesar de contar con una vacuna, es la peor valorada en este sentido, con solo un seis por ciento de los ciudadanos que consideran que es la que mejor está desarrollando su labor durante la pandemia.