El hospital sin paredes o líquido parece ser el futuro de la asistencia sanitaria. O más bien, el presente. Y es que este concepto de centro ya existe en España. Sanitas lo ha puesto en marcha este año, aunque lleva cinco trabajando en soluciones digitales como la videoconsulta. Un servicio que en 2020 se ha incrementado más de un 1.400% debido a la pandemia de la Covid-19.

Noticias relacionadas

El director del Hospital Digital de Sanitas ha explicado en una entrevista con Invertia en qué consiste este nuevo concepto de centro de atención sanitaria. "La idea es ofrecer el servicio allí donde esté el cliente", ha dicho César Morcillo. 

Aunque Sanitas lleva desde 2016 trabajando en soluciones digitales, la crisis sanitaria ha acelerado su desarrollo e implantación. De hecho, la compañía ha pasado de tener 300 videoconsultas al día a picos de 5.000 debido a las restricciones de movilidad impuestas para frenar los contagios de la Covid-19.

¿En qué consiste el hospital líquido de Sanitas?

El objetivo del hospital líquido, digital o sin paredes es ofrecer servicios de salud descentralizados de nuestros edificios. Hasta ahora, la salud se ofrece en hospitales y centros de salud. La idea es ofrecer el servicio allí donde esté el cliente. Esto no sería posible sin tener herramientas de telemedicina y salud digital.

¿Cuándo empezó a funcionar?

El hospital digital ha empezado a funcionar a principios de este año. No deja de ser la unión de diferentes soluciones de salud digital que la compañía llevaba ya cinco años utilizando. Ahora quedan todas bajo ese paraguas del hospital digital.

¿Cómo ha impactado la Covid-19 a su funcionamiento?

Nos ha ido muy bien. No hay mal que por bien no venga. La pandemia ha llevado a acelerar el proceso de digitalización en el que llevábamos inmersos desde hace años. La crisis ha puesto en relieve la necesidad de poner al servicio de la salud estas herramientas digitales.

La ventaja es que ha ayudado a mantener la continuidad asistencial durante la pandemia, sobre todo con las videoconsultas. Hemos pasado de hacer 300 al día a picos de 5.000 diarias.

En 2020, hicimos más de 640.000 videoconsultas frente a las 42.000 de 2019. Esto supone un incremento del 1.424% y multiplicar por 15 este servicio. El 25% del total de las consultas realizadas han sido a través de videoconsultas.

¿Qué previsiones tienen para 2021?

Esto no para de crecer y el objetivo es seguir aumentando el número de consultas digitales. Se ha visto también un incremento de las llamadas telefónicas. Hablamos de que un 25% de las consultas ya son digitales y prevemos que continúen creciendo. El nivel de satisfacción de clientes y profesionales es alto.

¿Han tratado pacientes Covid?

Sí, por supuesto. Estamos dando servicio a los pacientes que lo necesiten, ya sean ambulatorios o que hayan necesitado seguimiento por el virus en domicilio.

Este año hemos publicado un estudio en el que hemos seguido a 100 pacientes telemonitorizados en nuestra plataforma Salud Conectada tras el alta hospitalaria por Covid-19. Hemos utilizado wearables que nos ha permitido ver al instante si tenía algún problema de salud. Hemos encontrado alertas de dolor, alarmas de necesidad de oxígeno, etc. Esto lo hemos seguido en remoto y ninguno de los pacientes ha precisado un reingreso hospitalario.

¿A cuántos pacientes?

El número total de pacientes atendidos en los hospitales de Sanitas desde el inicio de la pandemia han sido 31.838. Sanitas cuenta con cuatro hospitales propios: Hospitales Universitarios Sanitas La Zarzuela, Sanitas La Moraleja y Hospital Virgen del Mar en Madrid y Hospital CIMA en Barcelona.

Por otro lado, el número de pacientes asegurados de Sanitas ingresados en hospitales propios y hospitales concertados han sido 5.089. También hemos atendido a 26.370 usuarios por casos sospechosos de Covid-19.



Los pacientes atendidos en Asesor Médico Covid-19 (con datos desde el 1 de octubre de 2020) han sido 2.876, que han generado 7.553 contactos estrechos a los que hemos realizado 5.336 test de antígenos, lo que nos ha permitido diagnosticar 640 nuevos casos que, de otro modo, podrían haber pasado inadvertidos.

Por último, por la unidad post Covid-19 han pasado 1.800 pacientes desde el 1 octubre.

En los últimos meses se ha hablado de pacientes con secuelas persistentes de la Covid-19. ¿Están tratando a este tipo de pacientes en el hospital líquido?

Hemos tratado a pacientes Covid-19 tanto en su fase aguda como en su fase de convalecencia, entre ellos también a pacientes con síntomas de long Covid. Hemos creado un protocolo de seguimiento en el que se ha incluido la videoconsulta cuando ha sido posible para evitar desplazamientos, pero también físicamente.

¿Con qué especialidades médicas cuenta y con cuántos médicos?

El hospital digital engloba este servicio de consulta digital que pueden ofrecer todos los médicos de Sanitas. Tenemos alrededor de 3.000 médicos de 35 especialidades.

Los pacientes que requieran alguno de los servicios que ofrece el hospital, ¿necesitan seguro médico?

La consulta digital la tienen todos nuestros asegurados. Al inicio del confinamiento decidimos ofrecer este servicio a todos nuestros clientes para poder seguir cuidando su salud. Dado que se ha visto que tiene valor añadido, hemos decidido mantenerlo.

Además, hemos sacado productos específicos como es BluaU, que va dirigido a una cartera específica de clientes.

¿Qué está siendo lo más demandado?

Dentro del servicio de BluaU hemos incluido dos servicios que están teniendo mucha demanda. Uno de ellos es Consulta Digital Hoy, a través del que en 24 horas ofrecemos consulta con el médico. Está disponible en 10 especialidades. Desde que lo lanzamos ha habido 7.000 clientes con una media de 200 consultas diarias.

Dentro de BluaU también hemos incluido el servicio “Mide tus constantes vitales”. La idea es facilitar la exploración física y el diagnóstico precoz de las enfermedades. Se trata de un servicio que, a través de un algoritmo de inteligencia artificial y mediante un vídeo selfie desde la aplicación de Sanitas, mide la circulación facial. Analizamos así las constantes vitales.

Este servicio también ha tenido gran aceptación, con más de 14.000 clientes en estos tres últimos meses, con más de 60.000 mediciones. La ventaja de todos estos datos, el cliente puede solicitar inmediatamente una videoconsulta con el médico para que lo valore.

¿En qué consiste el servicio a domicilio?

Buscando la idea de ofrecer servicios de salud allí donde esté el cliente, tenemos que pensar en qué podemos llevar al domicilio del paciente si es necesario. Enfocamos servicios puntuales como análisis, servicio de farmacia u hospital a domicilio, llevando la tecnología hasta la casa del paciente.

¿El hospital líquido es el futuro en zonas despobladas?

Es el futuro en las zonas despobladas y en las zonas más pobladas también. La salud digital va a ser la solución al problema de masificación que están teniendo las principales ciudades que buscan asistencia sanitaria y que no siempre la van a encontrar. Es cierto que la salud digital y la telemedicina tienen mucho sentido cuando el cliente tiene dificultad para alcanzar estos servicios de salud en lo que a distancia se refiere.

También tiene un impacto importante en la sostenibilidad, en la reducción de la huella de carbono. Hemos calculado que este año hemos ahorrado 6.000 toneladas de CO2 en desplazamientos de los usuarios a los centros médicos. Si mejoramos la salud del planeta, también la haremos con la nuestra propia.

El uso de datos y su análisis se abre camino en el sector sanitario, pero parece que falta mucho por hacer.

No solo con los datos que disponemos. Hay que pensar que el 25% de la población española ya utiliza wearables que envía datos a los servidores. Si somos capaces de analizarlos, podremos ver tendencias y usar algoritmos que nos digan si una persona va a enfermar. Es decir, pasar de una medicina reactiva a una medicina preventiva y predictiva.

Los primeros proyectos que nosotros tenemos son el programa de “Monitoriza tu salud” donde podemos obtener todos esos datos y así detectar alarmas y actuar a tiempo.

¿España podría haber controlado mejor la pandemia de haber analizado estos datos?

Sin duda. Hay estudios publicados que demuestran cómo el uso de pulseras de actividad pueden adelantar el diagnóstico de una infección por Covid-19. Se pueden medir indicios como el aumento de la frecuencia respiratoria, la frecuencia cardíaca, disminución la saturación de oxígeno o el aumento de la temperatura corporal.

Por otro lado, también destacar las aplicaciones de rastreo que serían muy útiles.

¿Cuáles serán los próximos pasos del hospital líquido?

Nos espera un futuro apasionante con una medicina más digital, más preventiva, cercana y humana. La medicina digital humaniza porque facilita el contacto del paciente con el equipo médico. En esta línea de ofrecer al paciente allí donde esté y digitalizar procesos asistenciales estamos centrados.

Tenemos el foco puesto en aplicar innovación especialmente la inteligencia artificial en la toma de decisiones clínicas, tanto para el médico como el paciente. Se utilizaría chatbots, algoritmos que nos ayuden a la medición de marcadores bioquímicos en sangre o a la interpretación de lesiones cutáneas.