Bruselas

La Comisión Europea ha dado luz verde a los Gobiernos de la UE para que rebajen a cero el IVA aplicable a las futuras vacunas y a las pruebas de detección para combatir la segunda ola de la Covid-19. Además, se prorroga hasta el final de abril de 2021 la suspensión temporal de aranceles y de IVA a las importaciones de material médico, como mascarillas, procedente de países de fuera de la Unión.

Noticias relacionadas

Por otro lado, Bruselas pide a los Estados miembros privilegiar los tests rápidos de antígenos para localizar y romper cadenas de contagios en zonas donde existe transmisión a gran escala y escasa capacidad de test. El Ejecutivo comunitario movilizará de manera urgente 100 millones de euros del presupuesto de la UE para comprar directamente este tipo de tests y distribuirlos entre los Estados miembros.

El IVA cero para vacunas y el impulso a las pruebas rápidas son las principales novedades de la estrategia presentada este miércoles Ursula von der Leyen para tratar de contener la segunda ola de la Covid-19.

Una segunda ola "muy grave" que según la presidenta de la Comisión se debe a que "las estrategias de salida (del confinamiento) el pasado verano fueron demasiado rápido y las medidas se relajaron demasiado pronto". La semana pasada, el número total de casos confirmados en Europa ascendía a 1,1 millones.

En la actualidad, los Estados miembros pueden aplicar el IVA reducido a las ventas de vacunas, pero no pueden rebajar el impuesto a cero. Por su parte, la legislación de la UE no permite que los kits de pruebas se beneficien siquiera del tipo reducido del IVA. 

La propuesta de Bruselas autoriza una exención temporal del IVA a las vacunas y a las pruebas de Covid vendidas a hospitales y médicos, así como a los productos y servicios relacionados. Los Gobiernos podrían aplicarles también el IVA reducido si así lo prefieren. Esta exención estará en vigor hasta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declare el final de la pandemia

Aunque el IVA cero para las vacunas y los tests todavía debe ser aprobado por unanimidad por los Veintisiete, en la práctica la propuesta de este miércoles permite a los Gobiernos aplicarlo de inmediato. El Ejecutivo comunitario ha dejado claro que no sancionará a los países que se anticipen a adoptar medidas que van a ser legalizadas en el futuro. Lo mismo ocurre con el IVA cero para las mascarillas: en teoría no es legal pero Bruselas lo permite para hacer frente a la pandemia.

Adelanto de 2.470 millones de euros

Von der Leyen ha explicado que espera que las primeras vacunas contra la Covid-19 empiecen a estar disponibles en diciembre, pero cree que no podrán distribuirse de forma masiva hasta abril del año que viene. El Ejecutivo comunitario ya ha pedido a los Gobiernos que preparen una estrategia de vacunación y las infraestructuras necesarias para distribuir rápidamente los antídotos.

Hasta ahora, Bruselas ha firmado contratos de compra para la vacuna con tres farmacéuticas: AstraZeneca, Sanofi y Johnson & Johnson. Unos contratos por los que ha pagado un anticipo de 1.020 millones de euros, según ha desvelado este miércoles. Además, ha concluido contratos exploratorios con Moderna, CureVac y BioNTech, que implicarán un pago de 1.450 millones con cargo al presupuesto de la UE. 

En cuanto a los tests de antígenos, Von der Leyen ha destacado que "aunque no sean tan fiables" como las pruebas PCR, son "rápidos (con resultados en menos de 30 minutos) y baratos" y "sirven muy bien de complemento". Bruselas recomienda que esta alternativa se utilice también en los aeropuertos para los viajeros que llegan de otros Estados miembros, con el fin de facilitar la libre circulación. 

La Comisión reclama además a los Estados miembros que mejoren el intercambio de información sobre la situación epidemiológica y sobre la disponibilidad de unidades de cuidados intensivos, en caso de que algún socio necesite enviar pacientes por falta de capacidad. También ha insistido en fomentar las aplicaciones de rastreo de la Covid-19, que hasta ahora sólo han sido descargadas por 52 millones de personas en toda la UE.

Todas estas cuestiones serán discutidas en la videoconferencia de líderes de la UE programada para este jueves a las 18:30, que será consagrada específicamente a la evolución sanitaria del coronavirus.