España es uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo. Sin embargo, la pandemia de coronavirus está teniendo un importante impacto, y perjuicio, en este indicador.

Noticias relacionadas

La letalidad de la Covid-19 (que ha provocado más de 33.500 defunciones, según fuentes oficiales) ha llevado a que la esperanza de vida de España se haya reducido en casi un año. Y esto tiene su correspondiente lectura económica.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) calcula que la esperanza de vida al nacer de los hombres se sitúa en los 79,8 años, frente a los 80,7 años en los que se hubiera quedado si no hubiera habido pandemia de Covid-19. En el caso de las mujeres, la esperanza de vida está en los 85,3 años, frente a los 86,1 años en los que se habría situado en ausencia de coronavirus.

Ancianos sentados en un banco.

Esto se traduce en un importante daño económico para nuestro país que la Fundación Weber, especializada en la investigación en economía de la salud, ha calculado para Invertia. Concretamente, el impacto de la Covid-19 en la esperanza de vida costará entre 3.223 y 4.688 millones de euros a la economía española.

Desde Weber explican cómo han llegado a esta conclusión. Por un lado, indican que la esperanza de vida perdida por la Covid-19 equivale a una pérdida global de unos 292.982 años, tomando como referencia los niños nacidos en 2019, que fueron 136.017 varones y 292.928 mujeres.

Coste en PIB

Finalmente, cada año de vida ganado (AVG) en España se asocia a un coste de entre 11.000 y 16.000 euros. “Con base en esto, una pérdida de 292.982 años de vida equivale a un coste monetario de entre 3.223 y 4.688 millones de euros, equivalentes al 0,26% y 0,38%, respectivamente, del PIB de España en 2019”.

Con todo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), más allá de este impacto monetario, no espera que la Covid-19 tenga consecuencias en la evolución demográfica de la población española.

De hecho, se prevén mejoras continuadas en la esperanza de vida, aunque a menor ritmo que en décadas pasadas, lo que situaría la esperanza de vida al nacer en 86,8 años en 2050. “El impacto de la Covid-19 se ha incorporado en las previsiones a corto plazo de la esperanza de vida y de las migraciones, suponiendo caídas significativas pero temporales, en línea con los datos disponibles”, indica el ente en su informe al respecto.

Catástrofe económica

Los cálculos de la Fundación Weber ahondan en las cifras catastróficas a las que se asoma España en este 2020, en el que caída del PIB no tiene precedentes, a no ser que nos asomemos a la Guerra Civil.

Según el cuadro macroeconómico revisado que el Gobierno ha enviado a la Comisión Europea, el PIB español sufrirá este año una inédita e histórica caída del 11,2%. La tasa de paro subirá al 17,1%. Además, pronostica un crecimiento del 7,2% en 2021, que podría alcanzar el 9,8% teniendo en cuenta los fondos europeos, junto a un desempleo del 16,9%.

En cuanto al déficit público, el Ejecutivo prevé que escale hasta el 11,3% del PIB este año (en 2019 fue del 2,7%), como consecuencia de la crisis, y al 7,7% en 2021, para sustentar los presupuestos expansivos en los que está trabajando el Gobierno.