Ya hay un primer medicamento indicado específicamente contra el Covid-19… Pero solo Estados Unidos le pondrá las manos encima. La Casa Blanca ha emitido un comunicado en el que ha anunciado que ha adquirido prácticamente la totalidad de la producción de remdesivir, de Gilead, hasta finales de septiembre.

Noticias relacionadas

El Departamento de Salud del Gobierno de Estados Unidos explica que ha adquirido el 100% de la producción de remdesivir prevista para julio (más de 94.000 tratamientos completos), el 90% de agosto (174.000) y el 90% de septiembre (238.800), además de una asignación de ensayos clínicos.

"El presidente Donald Trump llegó a un acuerdo increíble para garantizar que los estadounidenses tengan acceso al primer tratamiento terapéutico autorizado para el Covid-19", ha indicado el secretario del del Departamento de Salud, Alex Azar. “En la medida de lo posible, queremos asegurarnos de que cualquier paciente estadounidense que necesite remdesivir pueda obtenerlo".

Azar añade que "la Administración Trump está haciendo todo lo que está a nuestro alcance para aprender más sobre las terapias que salvan vidas para Covid-19 y asegurar el acceso a estas opciones para el pueblo estadounidense ".

Está claro que, desde el punto de vista de Estados Unidos, “asegurar el acceso a estas opciones para el pueblo estadounidense” significa arrebatárselo al resto del mundo. La cantidad de este fármaco que quedará en el mercado será residual tras la operación anunciada por el Gobierno estadounidense.

Precio superior

Aunque la Casa Blanca no ha explicitado el impacto económico de la operación, sí ha aclarado el coste máximo que habrá por tratamiento (que supone entre 6 y 8 viales): 2.853 euros (3.200 dólares).

Esta cifra está muy por encima de los 2.072 euros que Gilead había estimado pedir por un curso completo de tratamiento. ¿Paga así Estados Unidos tener la ‘exclusiva’ de remdesivir hasta septiembre? Por lo pronto, la compañía estadounidense no da respuesta a esta pregunta.

Cabe recordar que, en cualquier caso, Gilead estaba trabajando en multiplicar su capacidad de producción y cerrando acuerdos con compañías de genéricos para fabricar remdesivir a bajo coste en países en vías de desarrollo.

Puede que esta sea la vía que permita que el producto llegue a países desarrollados como España. Cabe recordar que este medicamento, aunque ya cuenta con el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), todavía no está aprobado para el Covid-19 en la UE.