Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2018 nacieron más de 370.000 niños en España, lo que implica que más de 300.000 mujeres dieron a luz y fueron atendidas por la sanidad durante ese momento.

Noticias relacionadas

Dada la relevancia de esta etapa en la vida de las mujeres y la importancia de conocer las experiencias vividas para localizar áreas de mejora, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) ha hecho público el documento Experiencia de gestante en sanidad privada: evolución, procesos y roles. 

Se trata de un informe que hace un repaso del perfil de la mujer gestante en España, sus características, el uso que hace de la sanidad privada y lo que espera de ella. Este informe ha analizado la experiencia de 401 mujeres en centro privados, arrojando un 72% de cumplimiento de experiencia WOW o experiencia ideal, lo que implica que las mujeres que viven este proceso de embarazo y parto con asistencia en el sector sanitario privado tienen una experiencia que se ajusta a lo que esperaban.

Los datos están obtenidos del informe global Experiencia de Paciente en sanidad privada 2019. Evolución, procesos y roles. Para medir la experiencia de las gestantes se partió del análisis de los diferentes momentos y etapas que las mujeres viven en su contacto con la sanidad privada a lo largo del periodo de embarazo, parto y post-parto, de tal forma que se evaluó la experiencia desde la primera consulta de confirmación de embarazo hasta los primeros días como madre, una vez en su casa.

Y, en esas etapas, se analizaron distintos momentos de interacción, para lograr un conocimiento íntegro de la vivencia. Estos momentos abarcan desde la relación con los profesionales sanitarios (valorando humanidad y grado de expertise) o la evaluación perceptiva de las instalaciones donde han sido atendidas a lo que ocurre cuando ya están en su casa durante su día a día tras el alta.

Perspectivas

En este sentido, se medían dos perspectivas: la objetiva, basada en hechos concretos vividos; y la subjetiva, partiendo de percepciones y atendiendo a lo que la gestante siente.

La primera etapa de este proceso, el embarazo, tiene un cumplimiento de experiencia ideal muy alto, alrededor del 85% (desde la confirmación del embarazo hasta las complicaciones, cuando las hay).

El momento de las pruebas, incluso las más críticas es uno de los valorados más positivamente: 9 de cada 10 (90%) viven una experiencia perfecta. Durante el parto la madre se siente atendida en todo momento, con un equipo al completo pendiente de su evolución, tal como afirman 7 de cada 8 encuestadas (87,5%).

Cuando nos referimos a los primeros días en casa, tras el nacimiento, las mujeres valoran el establecimiento de canales de comunicación tras el alta y el apoyo emocional necesario que les ayude a recuperarse tras el parto.

En el estudio es muy relevante la valoración que hacen las mujeres de los roles clave que intervienen en el proceso: todos los profesionales (ginecólogo-obstetra, matrona, enfermería, auxiliar) obtienen una media por encima del 8 sobre 10 (8,4 en humanidad y 8,6 en conocimiento).