Ouigo ha contestado este sábado a la campaña lanzada el viernes por Renfe en a que se daba la bienvenida a su primer competidor en 80 años con el comienzo de la liberalización ferroviaria.

Noticias relacionadas

Renfe lanzó una campaña publicitaria con un vídeo en el que pone en valor sus 80 años de experiencia en el país y recuerda a la competencia que "no se lo va a poner fácil".

La empresa pública utilizó la popular serie Juego de Tronos, que en esta campaña ha pasado a llamarse Juego de Trenes, coincidiendo con la inauguración este viernes del primer servicio de Ouigo entre Madrid y Barcelona.

"Querida competencia, desde Renfe tenemos algo que deciros: ahora que estáis aquí, esto se pone emocionante. Después de 80 años llevando a los nuestros, no podíamos estar mejor preparados. Que empiece el juego de trenes", y acaba diciendo "buena suerte" y 'bienvenue', en francés, en alusión a la propietaria de Ouigo, el operador público francés SNCF.

Una campaña a la que ha contestado en redes sociales Ouigo con un vídeo en el que daba las gracias. "Querida competencia, entendemos que jugar solo durante 80 años puede acabar siendo aburrido. Encantados de unirnos al juego. Let's play".

Estreno de Ouigo

La nueva compañía de alta velocidad, la primera en operar en el marco de la liberalización del transporte en España, contará con un total de 10 salidas diarias que unirán Madrid y Barcelona en 2 horas y 30 minutos. La línea incluirá paradas en Zaragoza y Tarragona.

Se trata de un convoy de doble altura, con una cafetería en su interior atendida por la propia tripulación, una serie de asientos con más espacio que los clientes podrán reservar y enchufes para la carga de móviles o portátiles.

Los coches cuentan con espacios habilitados para que los viajeros dejen sus pertenencias. Cada billete permitirá transportar una bolsa de mano y un equipaje de cabina, similar a la que permiten los aviones de forma gratuita, aunque todos los viajeros podrán añadir equipaje adicional a sus tarifas hasta 30 minutos antes de la salida del tren.

El tren de Ouigo, un Alstom Euroduplex, cuenta con una capacidad de 509 plazas distribuidas en sus dos plantas, mientras que los trenes de Avlo son de la serie S-112 fabricados y remodelados por Talgo para acoger a 438 personas.

Ouigo, propiedad de la empresa pública francesa SNCF, ha invertido 600 millones de euros en la adquisición de 14 trenes y dar empleo a 1.300 personas, la práctica totalidad en puestos fijos y con más de un 50% de la plantilla siendo mujeres.