Febrero volvió a ser un mes malo para las plantas de automoción españolas. Sólo los vehículos eléctricos e híbridos enchufables aumentaron el número de unidades producidas en comparación con 2020.

Noticias relacionadas

Según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el 9,2% de los vehículos fabricados en España en febrero fue eléctrico, híbrido enchufable o de gas natural.

En total, los vehículos de motorizaciones alternativas acumularon 20.158 unidades, una cifra muy cercana a los 21.029 alcanzados el pasado mes de enero. Con 18.174 unidades producidas, los vehículos electrificados suponen ya el 8,3% de la producción total.

En lo que respecta a los vehículos eléctricos, se produjeron un total de 5.685 en el primer mes del año. De estos, 4.979 fueron turismos, que aumentan 48,5% su producción respecto del mismo mes de 2020. 

Atendiendo a la progresión de este segmento destaca que el aumento de su peso en la cuota total de lo fabricado en España no responde a un aumento en las unidades producidas. Pese a los vaivenes en esta cifra, desde el pasado mes de septiembre la cuota de este tipo de vehículos se consolida por encima del 2,5%. 

Robusto resultado de los híbridos enchufables

Los híbridos enchufables están consolidando su ritmo de producción total en España a un ritmo aún mayor que los eléctricos. En febrero, este segmento alcanzó una cuota del 5,6%, lo que lo consolida como el vehículo alternativo de mayor fabricación en España, alcanzando las 12.203 unidades producidas. 

Al igual que en el caso de los eléctricos, los híbridos enchufables han consolidado su cuota pese a que el ritmo de producción mensual ha ido variando desde septiembre. En este caso, del 2,86% de septiembre este segmento se mantiene en 5,6% en febrero.

En cuanto a los vehículos híbridos no enchufables, en febrero volvieron a sumar un mal mes con 286 unidades producidas, una caída del 68,2% en comparación a 2020. Por su parte, la fabricación de vehículos de gas natural también redujo su ritmo de fabricación un 14,6% respecto al año anterior, hasta alcanzar los 1.984 vehículos producidos.

Otro mal mes del conjunto de la producción

Febrero consolidó los malos resultados de enero para el conjunto de la producción. Durante el segundo mes del año la fabricación de vehículos se redujo un 17,3% respecto del mismo mes de 2020, hasta las 217.065 unidades.

La menor demanda en los mercados español y europeo y la escasez de microchips, que ha provocado reducciones o supresión de turnos en algunas fábricas, lastra los datos del segundo mes del año. En el acumulado de los dos primeros meses, la producción cayó un 13,4%, hasta las 435.266 unidades.

La mala evolución de las matriculaciones en los principales mercados de exportación para España, junto con la mala evolución del mercado nacional, y la crisis de microchips, que se está presentando como una cuestión más estructural que coyuntural sin previsión de acabar, están empeorando las cifras de producción de las fábricas españolas.

Las fuertes caídas registradas en enero en mercados claves como Francia (-21%), Reino Unido (-35,5%) o Portugal (-59%) son determinantes para la fabricación de vehículos españoles como también lo es la situación de las ventas en España (-44,6%), que sigue cayendo más que sus homólogos de la Eurozona. No hay que olvidar que uno de cada cinco vehículos vendidos en España es de fabricación nacional.

Así las cosas, las previsiones no apuntan a que en los próximos meses veamos mejoras. Los datos en comparación a 2020 de marzo y abril quedarán totalmente distorsionadas por los confinamientos casi totales del pasado año, por lo que hasta verano la referencia se centrará en la evolución en comparación a los meses pasados.