Hace tres años nadie imaginaba cómo iba a ser 2021. Eran tiempos en los que la atención no estaba puesta ni en las vacunas, ni en las mascarillas, ni en las restricciones de movilidad. Hace tres años Cupra anunció que iba a volar sola como marca. Un proyecto que no dejó indiferente a nadie ya que llegaba en un momento en el que el rumbo de la industria de la automoción era prácticamente el contrario del tomado por la marca de Seat.

Noticias relacionadas

Nuestro invitado de hoy Antonino Labate, director de estrategia, desarrollo de negocio y operaciones de Cupra, tiene en su haber ser una de las pocas personas que, en plena segunda década del siglo XXI, está dedicando su tiempo a crear una marca de coches desde cero. Un proceso, ya de por si poco común al que, además, se le ha sumado la primera pandemia que ha paralizado la movilidad mundial.

Antonino Labate visita 'En Movimiento' para repasar cómo ha sido el camino recorrido durante estos tres años y para contarnos las claves del presente y del futuro de Cupra.

¿Cómo ha afectado la crisis del coronavirus a la hoja de ruta que teníais con Cupra?

La pandemia, sin duda, ha acelerado nuestro ritmo para ser más digitales, para estar más conectados... Pero, realmente, nuestros planes no han cambiado mucho. Hemos tenido un año difícil, como todos, con muchos problemas en cuestiones como la producción o la logística. A pesar de este contexto, hemos conseguido un ritmo de crecimiento de doble dígito.

Cada mes hemos ido rompiendo nuestros récords. A la vez, hemos conseguido cumplir todos los hitos que teníamos planificados hasta el lanzamiento del Cupra Formentor, nuestro coche estrella que resume la esencia de Cupra como marca.

Cuando hablamos de la pandemia creo que lo más importante es mantener una actitud para luchar para que todo esto termine un día. Que esta situación nos dé la oportunidad de aprender cosas importantes. 

¿Cómo es crear una marca de automóviles en 2021?

En un sector tan maduro, tan lleno de marcas, decidimos que había espacio para una nueva propuesta. El impulso para generar una marca viene de las personas. Para mí ha sido muy sencillo. Cupra era un diamante en bruto.

Sólo conectando todos los distintos talentos, muchos de ellos muy jóvenes, que ya había dentro de la compañía, hemos podido definir una proposición de qué quería ser esta marca. Nos hemos posicionado en un espacio en el mercado entre las marcas de volumen y el segmento tradicional premium.

Cupra es la marca de hoy, no tiene la ambición de mirar al futuro o al pasado. Es la marca que interpreta los valores contemporáneos a través de estilo, materiales... Todo esto con una inspiración fuertemente mediterránea gracias a esta fantasía de ciudad que es Barcelona. 

Para nosotros la movilidad no es desplazarse de un punto A a un punto B. Es poder vivir emociones a través de la experiencia de conducción. La actual revolución tecnológica nos abre una oportunidad. Creemos que se puede vivir y sentir de una nueva manera. Uno de los grandes valores de Cupra es que se está configurando como una marca que habla, que comunica y que se conecta con la vida real de las personas.

¿Qué rol quiere jugar Cupra en el conjunto de la movilidad? ¿Qué lugar ocupa hoy en día un coche en la vida de las personas?

Con la introducción del Born, nuestro primer modelo 100% eléctrico queremos ofrecer una forma de conectarse con los demás. Aquí va a desempeñar un papel importante tener un modelo de suscripción. Queremos empezar a mostrar que nuestro coche puede ser sostenible en emisiones, pero también gracias a los materiales reciclados que estamos utilizando. 

Está basado en el concepto de emoción instantánea. En el caso del Born, esto está totalmente ligado también a la primera mirada del coche, a tocar los materiales, al sonido... A que realmente sea una experiencia emocional. 

El coche para las personas está cambiando de sentido. Es un habilitador. Se están desarrollando muchas formas de movilidad: la última milla, las bicis, los patinetes, los trenes de alta velocidad, los drones... La movilidad es un conjunto de experiencias que pueden actuar de manera conectada para permitir a los humanos no sólo moverse sino elegir cómo moverse. Tenemos una gran oportunidad gracias a la tecnología de elevar las emociones de los humanos.

Para seguir la conversación completa:

- Escúchala en Ivoox

- Escúchalo en Apple Podcast

- Escúchalo en Spotify

- Escúchalo en Google Podcast