El Gobierno está decidido a sacar adelante la Ley Rider y espera poder publicarla en los próximos días, después de recibir los comentarios de sindicatos y patronal al borrador final presentado el miércoles. Un documento que en cualquier caso dejará la contratación por cuenta ajena, o laboralización, como la única vía para que las plataformas digitales contraten a sus repartidores.

Noticias relacionadas

Una legislación que significará un duro varapalo económico para compañías como Glovo, Deliveroo, Uber Eats o Stuart, que actualmente mantienen a todos sus repartidores trabajando por cuenta propia como autónomos. El impacto no existirá en Just Eat que lleva varios años trabajando con empresas externas que contratan a su plantilla y que espera tener próximamente a sus repartidores en su plantilla.

Los cálculos hechos para Invertia por abogados laboralistas cifran el impacto total para todas estas empresas entre los 100 y los 120 millones de euros al año, solo en cotizaciones sociales. Estamos hablando de un coste desconocido para todas estas plataformas que ahora pagan a sus repartidores como autónomos, es decir, los riders abonan sus propias cuotas a la Seguridad Social.

Estos 120 millones de euros se calculan tomando en cuenta los 30.000 riders que trabajan actualmente, según reconocen todas las asociaciones del sector. Si se tuviesen que contratar a todos -como así al parecer obligará el Ministerio de Trabajo- estamos hablando de no menos de 25.000 nuevas altas a la Seguridad Social.

El coste medio de la Seguridad Social suele rondar el 30% del salario bruto. En el caso de los riders y por las experiencias de laboralidad que se conocen, serían contratados en su gran mayoría con el salario mínimo interprofesional (SMI), por lo que el coste en cotizaciones sería de unos 285 euros al mes, en el caso de una jornada completa.

Impacto global

En este caso, por cada rider contratado, Glovo, Deliveroo o sus competidores tendrían que pagar 3.990 euros al año a la Seguridad Social que si se multiplican por 25.000 nuevos contratados tendríamos 99,7 millones de euros anuales de costes adicionales a sus actuales costes laborales, 119.7 millones si se diesen de alta los 30.000 riders.

No obstante, esta cifra puede variar ya que no se sabe cuántos riders contratarán las plataformas ya que la Ley solo obliga a contratar a las personas que trabajen para ellos desde que entre en vigor la nueva normativa. Y no es seguro que Glovo o Deliveroo contraten la misma plantilla con la que trabajan actualmente.

Del mismo modo, y por experiencias anteriores de contratación de riders, el sector utiliza muchos contratos a media jornada, por lo que los costes de cotización caerían automáticamente a la mitad en todos los repartidores que firmasen este tipo de contratos. 

De esta manera, los expertos consultados por este diario prefieren hablar de una horquilla de costes de entre 100 y 120 millones, dependiendo de las condiciones de contratación particulares que tenga cada empresa en sus procesos de laboralización y del número final de contratados.

En cualquier caso, el impacto en las cuentas de las plataformas digitales en España puede ser muy grande, en especial si se considera que la mayoría están en pleno proceso de expansión.

Resultados anuales

En el caso de Glovo, durante 2019 los ingresos netos alcanzaron los 218,5 millones de euros, un 190% más respecto a los 75 millones del 2018. No obstante, este mismo año las pérdidas pasaron de 78 a 199 millones de euros.

Por su parte, Just Eat España elevó sus ventas un 16% en 2019, hasta superar los 44 millones de euros, impulsado por el incremento del número de clientes y de pedidos. Con respecto a los resultados de explotación, la compañía alcanzó los 6,1 millones de euros, un incremento del 41% con respecto a 2018.

En el caso de Deliveroo, sus resultados se consolidan en su matriz y en España están pendientes de presentar sus cuentas.

Sim entrar en la facturación anual del sector en España, un informe de las propias plataformas situó en más de 708 millones de euros el valor añadido bruto (VAB) generado por este sector en 2019 (un 10,1% más que en 2018).