La Comunidad Autónoma de Canarias recuperará a partir del 1 de enero de 2020 el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, incrementará los tramos altos del IRPF y subirá medio punto el Impuesto General Indirecto Canario (el equivalente al IVA en el archipiélago), para financiar un aumento de casi el 12% en el gasto social, según el proyecto de presupuestos.

Noticias relacionadas

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones se suprimió en 2008, con Coalición Canaria y el Partido Popular en el Gobierno, que aprobaron la bonificación del 99,9% de la cuota tributaria en la ley de presupuestos de ese año.

El pacto que sustenta el Gobierno de Canarias, presidido por el socialista Ángel Víctor Torres y conformado por PSOE, Nueva Canarias, Sí Podemos y la Agrupación Socialista Gomera, ha decidido ahora recuperar esta figura impositiva, así como elevar el IGIC del 6,5% al 7% y subir los tramos altos del IRPF para obtener unos 73 millones de euros con los que financiar las políticas sociales comprometidas.