El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este jueves una bonificación en el 99% del impuesto de sucesiones y donaciones entre familiares directos, una medida que comenzará su tramitación normativa la próxima semana.

Noticias relacionadas

Esta medida supone la práctica supresión de este impuesto en la comunidad.

En la actualidad, en Castilla y León las transmisiones de herencias por muerte (sucesiones) están exentas de pagar este tributo cuando su cuantía no supera los 400.000 euros, mientras que en el caso de las transmisiones de bienes en vida (donaciones) sí que están gravadas en función de las cuantías.

De este modo, con esta bonificación del 99% de las donaciones, es previsible que las transmisiones de bienes en vida entre familiares directos aumente en Castilla y León.