Tras el duro golpe que esta semana ha supuesto la sentencia sobre las hipotecas ligadas al IRPH del Supremo, el consumidor recibe este viernes un 'empujón' de la mano de Asufin, que ha ganado una demanda colectiva clave sobre gastos hipotecarios. Y lo es porque cualquiera que tenga en su escritura una cláusula de las que aparecen en el fallo podrá pedir la ejecución de la sentencia. Es decir, no tendrá que litigar con los costes y el tiempo que ello supone (de hasta cuatro años de media). 

Noticias relacionadas

Además, la demanda colectiva ganada en tribunales le evitará a los afectados los tiempos de un procedimiento ordinario, con sus diferentes fases de la instrucción, que sólo en juzgados especializados como el 101bis de Madrid o el 50 de Barcelona ascienden a un año y medio, mínimo, de admisión a trámite y otros tres de tramitación.

En concreto, la acción colectiva de cesación interpuesta por Asufin ha sido ganada en el Juzgado de lo Mercantil nº 11 de Madrid contra Kutxabank, Banco de Caja España de Inversiones Salamanca y Soria (ahora Unicaja Banco), ING Bank y Deutsche Bank.

Los magistrados anulan las cláusulas de atribución de gastos hipotecarios siguiendo la jurisprudencia marcada por el TSJU y el Supremo en julio, con lo que las entidades tendrán que devolver el cien por cien de los gastos de registro de la propiedad y el 50% de notario, gestoría y tasación en la constitución de hipoteca. Además los bancos deberán abonar los intereses legales desde la fecha de pago de cada gasto.

Desde la asociación indican que "prácticamente todos los hipotecados que firmaron sus préstamos antes de la entrada en vigor de la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario (LCCI) en junio de 2019 tuvieron que afrontar la factura adicional de los gastos hipotecarios. Hablamos de una cifra aproximada de 15 millones de hipotecas, según datos extraídos del INE", aseguran.

Patricia Suárez, presidenta de Asufin, destaca el carácter pionero del éxito de esta sentencia: “Es la primera vez que se gana en tribunales una acción de cesación colectiva de gastos, tras las recientes sentencias del TJUE y el Supremo en julio de este año”. Añade que esta cláusula abusiva es una de las “más transversales dado que la sufrieron la práctica totalidad de los hipotecados”.

Desde Asufin calculan que un cliente con una hipoteca de 200.000 euros constituida en el año 2008, podría recuperar cerca de 1.500 euros de capital de los gastos de constitución sumados a los intereses.