La deuda de las familias españolas creció en mayo en 8.316 millones respecto al mes anterior. Se sitúa así en los 705.573 millones de euros y marca su nivel más alto desde agosto del pasado año

Noticias relacionadas

A pesar de la crisis del coronavirus, el nivel de endeudamiento de los hogares españoles ha descendido un 1,1% en comparación con los niveles del pasado año. En los últimos meses, la deuda de los hogares españoles se ha ido estabilizando e incluso ha ido en general bajando, hasta situarse en niveles previos a la crisis debido a la reducción paulatina de los préstamos contraídos, a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos.

La subida del crédito a las familias en el sexto mes del año se debió fundamentalmente al aumento de los créditos al consumo, que registraron un alza de 9.315 millones de euros en un sólo mes, frente a la caída de 1.000 millones de los préstamos hipotecarios.

Los créditos hipotecarios

Así, los créditos hipotecarios, que representan la mayor parte del total, se situaron en 512.757 millones de euros, su nivel más bajo desde abril de 2006, con un retroceso mensual del 0,2% e interanual del 2%.

A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone el 72,67% del mismo.

Por su parte, los créditos de las familias destinados al consumo experimentaron un alza mensual del 5% en junio, hasta los 192.816 millones de euros. No obstante, en el último año han registrado un crecimiento de casi el 1,4%.