La crisis del coronavirus no ha impactado de manera sustancial en la oferta hipotecaria de los bancos, que mantienen una cruda guerra de bonificaciones para hacer más atractivos sus préstamos. Sin embargo, los futuros propietarios pueden encontrar aún un pequeño reducto de hipotecas con las que no tendrán que contratar seguros, tarjetas o planes de pensiones para acceder a menores intereses.

Noticias relacionadas

El Banco de España ya aconsejó a las entidades cambiar su publicidad para que el precio que el cliente recibe ‘a primera vista’ indique el interés sin bonificar, con el objetivo de una mayor transparencia en el mercado. La mayoría de entidades ya cumple con esta recomendación, pero solo unas pocas siguen ofreciendo hipotecas que no te obligarán a casarte con el banco.

Entre la oferta actual, la banca online vuelve a destacar por encima del resto. MyInvestor ofrece uno de los préstamos sin vinculación más baratos con su ‘Hipoteca Sin Mochila’ a 20 años, con un tipo de interés fijo del 1,59% (1,78% TAE) sin comisiones de estudio, apertura o cancelación. Ni siquiera exige domiciliar la nómina y tampoco obliga a contratar productos ‘extra’. Eso sí, la entidad financia hasta el 70% del valor de tasación para solicitantes con ingresos netos a partir de 4.000 euros.

A tipo variable, la entidad ofrece un préstamos a 25 años a euríbor más 0,89% con un interés del 1,79% el primer año si la hipoteca es de nueva contratación. En caso de una subragoción (traer la hipoteca desde otro banco), el TIN del primer año baja al 1,19%.

Algo más cara, pero también sin comisiones ni vinculación, aparece la hipoteca variable de Pibank, al 1,95% de interés el primer año y a euríbor más 0,95% los siguientes. La entidad solo exige abrir una Cuenta Pibank para el pago de la cuota y, aunque la ley obliga a contratar un seguro de daños, el cliente puede hacerlo con un tercero, igual que en el caso de MyInvestor.

Préstamos digitales

Coinc (Bankinter) también ofrece una de las hipotecas variables más atractivas del mercado, aunque en este caso sí obliga al cliente a hacerse cargo de los gastos de tasación. La entidad financia hasta el 80% del valor del inmueble al 1,89% el primer año y a euríbor más 0,99% el resto del plazo, que puede extenderse hasta un máximo de 30 años.

Por su parte, Openbank sí asume los gastos de tasación, con el requisito de tener domiciliada una nómina de al menos 900 euros en la entidad. Si se cumple esta condición, el tipo de interés de su préstamo variable será de euríbor más 0,79% (1,99% el primer año).

Para las hipotecas a tipo fijo del banco online del Santander, el interés también varía en función del porcentaje de financiación que solicites y del plazo que elijas. Por ejemplo, para una hipoteca a 20 años que financia hasta un 50% del valor de tasación, el interés es del 1,55% (1,76% TAE), cifra que se reduce al 1,45% (1,65% TAE) si el préstamos se firma a 15 años. Para conseguir financiación al 80%, el precio será del 1,75% (1,95% TAE) a 20 años, y del 1,65% (1,85% TAE) a 15.

Dentro de la banca tradicional, Cajamar ofrece una hipoteca cuyas condiciones ventajosas solo se pueden conseguir si el préstamo se contrata de manera online. Se trata de la ‘Hipoteca #W Max’, que ofrece un 1,50% el primer año y euríbor más 0,99% (1,70% TAE) los siguientes para funcionarios de la administración pública con ingresos superiores a 2.500 euros mensuales con la apertura de la cuenta Wefferent de la entidad, para una operativa online con la entidad y sin ningún tipo de comisiones.