Una semana más, vamos a analizar el escenario técnico en el que se mueve la cotización del Ibex 35, cotización que, como sabemos, lleva varias semanas sin definir una tendencia clara, moviéndose entre los 9.000 y los 9.400 puntos. Como hacemos habitualmente para buscar distintas perspectivas, partiremos del largo plazo, utilizando el gráfico 1 (datos semanales).

Noticias relacionadas

El Ibex 35 desplegó un movimiento bajista de varios meses de duración, canalizado, como podemos ver en la zona sombreada, donde, al margen de que se produjera algún ruido, fácilmente identificable a posteriori (pero siempre la pesadilla del analista técnico en el tiempo real), la caída finalizó y la cotización rompió el canal al alza

Ahora bien, la ruptura de un canal bajista no significa que inmediatamente se inicie una recuperación continuada, sino simplemente que el escenario bajista finaliza y se inicia otro, más o menos neutral, que continuará vigente mientras no se defina una nueva tendencia. 

Invertia56

En este sentido, después de una corrección a la baja muy reciente, la semana pasada planteábamos dos opciones:

Opción A: la pequeña caída había sido suficiente y el mercado ya se había apoyado para continuar al alza.

Opción B: la caída debía profundizar un poco más, volver al mínimo anterior, y formar desde ahí un doble suelo con el que coger fuerza para romper al alza.

En un segundo paso buscaremos una perspectiva de más corto plazo, motivo por el cual utilizamos un gráfico con datos diarios en lugar de semanales (gráfico 2). 

Así, apreciamos cómo la resistencia en la zona 9.330-9.400 era especialmente relevante. De hecho, podemos ver en el gráfico cómo la cotización del selectivo se adentró, en un solo día, en el rango mencionado. Es cierto que todavía no ha superado los 9.400 puntos, nivel absolutamente de referencia, pero sí ha generado señales muy positivas.

Invertia63

En este sentido, y siempre intentando encontrar la nueva tendencia y protegernos de escenarios adversos, la gran vela blanca del miércoles generó dos soportes

1. El primero de ellos en su zona media, coincidiendo con los 9.330 puntos, base del rango de referencia de corto plazo. Aceptamos que no se trata de un soporte técnicamente muy sólido, pero sí conviene monitorizarlo como posible indicador adelantado.

2. El segundo de ellos aparece en cotas en torno al 9.290, y su pérdida sería una señal de agotamiento de impulso alcista y mantenimiento de la situación semi neutral -o sin tendencia clara-.