La británica GlaxoSmithKline (GSK) ha anunciado este miércoles que tiene previsto sacar a bolsa su división conjunta con Pfizer de medicamentos sin receta, Consumer Healthcare. La operación se ha señalado para mediados de 2022 con el objetivo de cumplir con el compromiso que se adquirió cuando ambas farmacéuticas unieron sus negocios en este segmento.

Noticias relacionadas

La fusión entre ambas filiales, acordada en 2018 pero ejecutada en 2019, supuso la creación de un gigante con unas ventas de más de 10.000 millones de libras (11.700 millones de euros). La filial estaba integrada hasta ahora en las cuentas de GSK porque esta tenía una participación del 68% en la joint venture, siendo Pfizer dueña del 32% restante.

"Estamos listos para cumplir con un gran cambio en el crecimiento para la nueva GSK y desbloquear el valor de Consumer Healthcare", ha subrayado la consejera delegada de la farmacéutica británica, Emma Walmsley.

Objetivo de retirada total

GSK entregará cerca del 80% de su participación del 68% a sus accionistas. Tras lo cual, la empresa empezará a cotizar en la Bolsa de Londres. Asimismo, también cotizará en EEUU mediante la fórmula de las American Depositary Receipt (ADR). En todo caso, la nueva GSK solo mantendrá ese 20% como una inversión financiera a corto plazo y tiene intención de monetizar esa participación para "fortalecer" su balance.

La firma británica ha explicado que, durante 2022, los accionistas recibirán dividendos tanto de GSK como de Consumer Healthcare por un total estimado de 55 peniques por acción. Esta cifra supone una reducción del 31% en comparación con el dividendo estimado para 2021 de 80 peniques por acción.

El objetivo de GSK tras este proceso es alcanzar unas ventas de 33.000 millones de libras (38.611 millones de euros) para 2021. Esta cifra no tiene en consideración las potenciales ventas de medicamentos que están actualmente en una fase temprana de investigación.