Clínica Baviera se dispara hasta un 18% este viernes para alcanzar los 15,5 euros por acción. Una cota que no visitaba desde mayo de 2008, hace 13 años. El impulso para el grupo de centros oftalmológicos llegaba con sus cuentas del primer trimestre del año, un periodo en el que ha cuadruplicado beneficios.

Noticias relacionadas

En los tres primeros meses del año, Clínica Baviera ha conseguido ganancias por 7,8 millones de euros. En el mismo periodo del año pasado, la cifra fue de 2,1 millones de euros, y eso que la irrupción de la pandemia solo afectó a la recta final de este tiempo. Después, la compañía se vio obligada a limitar su actividad a intervenciones de urgencia.

Desde la compañía se atribuye este fuerte incremento de beneficios al crecimiento del 40,1% en sus cifras de facturación, hasta los 41,2 millones de euros. Por geografías, los ingresos en España aumentaron un 42,7%, mientras que Italia aportó 3,4 millones, un 45,5% más. En Alemania, la facturación -que incluye su centro médico de Viena-engordó un 32,3% hasta los 10,5 millones de euros.

Se trata de cifras que han batido las previsiones de consenso y que han llevado a varias casas de análisis a anticipar que, probablemente, revisarán a alza sus estimaciones anuales para la firma. Uno de los analistas que se ha manifestado en esta línea es Ángel Pérez Llamazares, de Renta 4.

En su opinión, estas cuentas que "superan significativamente nuestras expectativas" están marcadas por "el elevado ritmo de la actividad en las clínicas" que ha seguido a su reapertura. Además, subraya que "los márgenes por encima de los registrado en un año normal dan muestras de la capacidad para generar economía de escala en el negocio".

Dividendo a la vista

Por lo que se refiere a la remuneración al accionista, la compañía ha propuesto a su próxima junta general un dividendo de 0,552 euros brutos por acción el próximo 28 de mayo, lo que a precios de mercado se traduce en una rentabilidad del 4,2%. Y Pérez Llamazares avisa de que "tendría capacidad financiera suficiente para el pago de otro dividendo de características similares y mantener su posición neta de tesorería en positivo".

Y todo ello a pesar de que los gastos operativos se incrementaron un 17%, hasta los 26,6 millones de euros.

Actualmente, el grupo chino Aier Eye se mantiene como principal accionista de Clínica Baviera con un 79,83% de su capital social. El segundo puesto lo ocupa la familia fundadora de la firma, con un peso del 9,76% a través de la sociedad Vito Gestión Patrimonial SL. En tercer y último puesto del grupo de accionistas relevantes, la gestora del Santander, que a través de fondos gestionados por el equipo de Lola Solana tiene en cartera un 5,04% de las acciones de la cotizada.