The Bank of New York Mellon (BNY Mellon) irrumpe en el capital de Enagás con una participación de más del 3% que le convierte en accionista relevante del grupo gasista español. Y no solo eso, sino que esta cartera hace de él su sexto mayor accionista.

Noticias relacionadas

La documentación remitida por el banco estadounidense a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) señala que su posición se construye únicamente a través de acciones de Enagás. En concreto, se reconoce como titular de 7,968 millones de títulos de Enagás, representativos de un 3,045% de su capital social.

En función del actual precio de mercado de la compañía, esta participación alcanza una valoración ligeramente superior a los 146 millones de euros. En lo que va de año, la gasista suma cerca de un 3% a su gráfica, que actualmente ronda los 18 euros por acción.

Accionistas de referencia

Los dos principales accionistas de Enagás se quedan a una holgada distancia de BNY Mellon. Se trata de Amancio Ortega y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), empatados con un 5% del capital de la energética cada uno de ellos. El fundador de Inditex alcanzó esta cota al acudir a la ampliación que la compañía lanzó a finales de 2019 para la compra de Tallgrass.

Por detrás de estos dos, pero por delante de la cota recién estrenada por el banco estadounidense se colocan otras dos firmas de inversión compatriotas de esta última. En este caso, se trata de Bank of America y BlackRock, con un 3,61% y un 3,205% del capital de Enagás, respectivamente. En este bloque también aparece Mubadala Investment, el fondo soberano de Abu Dabi, con un 3,1%.

Por debajo de BNY Mellon se queda ahora Crédit Agricole, que desde agosto del año pasado declara un 3,042% de la española.