Pocos inversores podrían pensar a principio de ese año que íbamos a ver a las acciones del Banco Santander en los 1,50 euros como las hemos tenido esta mañana. Pero el efecto de los tipos de interés negativos por parte del Banco Central Europeo está haciendo mucho daño a toda la banca y el efecto de la pandemia obviamente tampoco ayuda puesto que se ha llevado la cotización a niveles no vistos desde hace 18 años. 

Sin embargo, en el otro extremo de la balanza tenemos valores que lo están haciendo estupendamente bien y el efecto de la pandemia tan solo ha signifcado un alto en el camino en forma de corrección importante pero rápidamente recuperada para seguir con su tendencia claramente alcista.

La batalla hasta este momento ha tenido un claro ganador. Sin embargo, a partir de este preciso momento la balanza puede cambiar puesto que la cotización de 1,5 euros por cada acción del Banco Santander es mucho más importante de lo que uno puede pensar. Lo vemos a continuación en el siguiente vídeo análisis de ambos valores para ver sus niveles claves a tener en cuenta.