La apuesta del fondo bajista más activo de la bolsa española sube en contra de Meliá Hotels. El descalabro del 57% que acumula la hotelera y del que no logra reponerse parece poco para los gestores de Marshall Wace, que han incrementado cortos en la compañía hasta el 0,81% de su capital social, máximos desde el estallido de la epidemia.

Noticias relacionadas

A pesar de los esfuerzos de la industria y las instituciones públicas por salvar la campaña estival, lo cierto es que la cancelación de viajes, la proliferación de rebrotes y la multiplicación de medidas restrictivas como las cuarentenas obligatorias están asestando un duro golpe al sector turístico español. Este mismo lunes se ha conocido que las pernoctaciones hoteleras descendieron un 73,4% en julio.

Este es el terreno abonado en el que Marshall Wace ha querido incrementar su apuesta contra Meliá Hotels. Hasta este último incremento, notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que se produjo el pasado 19 de agosto, la posición corta del ‘hedge fund’ se quedaba en un 0,71% de las acciones de la hotelera.

Más de 6 millones de euros

La actual posición bajista alcanza una valoración de 6,3 millones a precios de mercado para Meliá, que se ha convertido en asiduo farolillo rojo del Ibex 35 en los últimos meses. Sirva como ejemplo mencionar que el índice del que forma parte ‘solo’ cede un 26% desde que empezó el año. Y eso que se se trata de uno de los selectivos más rezagados de toda Europa.

Las estadísticas desveladas este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) dan argumentos a los gestores de Marshall Wace para su insistencia en que el desplome de Meliá no habría tocado fondo. En este sentido, el número de establecimientos hoteleros abiertos al público en julio se duplicó frente a junio, pero se quedó un 29,5% por debajo del mismo mes del año pasado. En consecuencia, la oferta de plazas se quedó en un 52,7% del total disponible.

La difícil remontada turística

Aunque los destinos más tradicionales de ‘sol y playa’ sí que han conseguido una cierta recuperación, muy matizada según las zonas y el perfil del turista, en zonas más urbanas y del interior, la ocupación hotelera sigue marcando mínimos de muchos años. Tanto es así que el grueso de los establecimientos del segmento de más lujo ni siquiera ha puesto sobre la mesa aún una fecha de reapertura para sus alojamientos.

Con este telón de fondo, la decisión de Marshall Wace de subir su apuesta contra la evolución bursátil de Meliá destaca frente a la opción tomada por otro de los ‘hedge funds’ más conocidos de los inversores españoles: Citadel Europe. En este caso, el bajista decidió rebajar del umbral del 0,5% que obliga a descubrirse ante el mercado el pasado 7 de agosto. Solo cuatro días antes, sus gestores notificaban una posición equivalente al 0,64% del capital de la hotelera.

Más posiciones 'made in Spain'

Los gestores de Marshall Wace han redoblado en los últimos días su apuesta contra varias cotizadas españolas. En sus preparativos para el inicio de curso han incluido entradas significativas en el capital de Deoleo y también de la gestora de los aeropuertos españoles, Aena. Después de más de cinco años libre de bajistas de relevancia, esta firma aglutina ahora un 0,5% de las acciones de la cotizada semipública.

Mientras tanto, los analistas consultados por Refinitiv marcan un precio objetivo de 4,69 euros por acción para Meliá Hotels de cara a los próximos 12 meses. Este umbral supone un potencial alcista del 40% para las acciones de la hotelera, que son compra para seis de los expertos, mientras que una mayoría simple de nueve aconseja mantener posiciones. Siete se decantan por la venta en la compañía.