Wall Street cerró este miércoles con fuertes subidas, pese a que los datos empresariales y macroeconómicos no fueron los mejores. El selectivo de referencia Dow Jones  subió un 1,4% hasta los 27.201 puntos, mientras que el S&P 500 lo hizo un 0,6% hasta los 3.327 enteros.

Noticias relacionadas

Mención aparte para el Nasdaq que sigue sin tocar techo y superó esta jornada la barrera de los 11.100 puntos (11.125), lo que marcó un récord histórico por tercer día consecutivo. El indicador que refleja el desempeño de las mayores empresas tecnológicas creció un 0,5%.

Los valores que más crecieron en el Dow Jones fueronWalt Disney (+8,8%), Boeing (+5,6%), Raytheon (+4,4%) y Nike (+3,8%). 

Sorprende el dato de Walt Disney tras el batacazo de sus cuentas presentadas este miércoles. El gigante estadounidense de ocio y entretenimiento contabilizó unas pérdidas netas atribuidas de 4.721 millones de dólares (3.989 millones de euros). El mercado ya daba por descontados estos datos y creen que lo peor ya ha pasado para la compañía.

Entre los peores indicadores del Dow Jones encontramos a Walmart (-1,4%), Cisco (-0,7%), Verizon (-0,6%), Intel (-0,5%). En el caso de las dos últimas empresas, los inversores comienzan a recoger beneficios tras los buenos datos de crecimiento desde finales de julio.

Unas cifras en medio de malos datos macroeconómicos. La recuperación de la crisis se ha enfriado sustancialmente en el mercado laboral estadounidense. Según los datos conocidos este miércoles, en julio el sector privado creó sólo 167.000 empleos, muy lejos de los 1,5 millones esperados por los analistas y de los 2,3 millones de junio. 

Un dato que no consiguió llevar a Wall Street a cortar su buena racha que ya se extiende por tres jornadas consecutivas, aunque con tímidos niveles de crecimiento.

El mercado también estuvo atento a la evolución del oro, que sigue en máximos tras superar los 2.070 dólares. Goldman Sachs esperaba que el oro alcanzase los 2.000 dólares el próximo año y el metal precioso se enfrenta ahora a un nuevo soporte de los 2.150 dólares. Por encima de todas las previsiones.