Al igual que los órganos del cuerpo humano, casi todos los sectores de la economía están interconectados. Si le va mal a la industria aérea, también sufrirán las compañías energéticas; si las fábricas paran, los mayoristas no tendrán productos para vender, a menos que tengan un estocaje grande.

Noticias relacionadas

Desde que empezó la crisis del coronavirus, unas de las pocas compañías que han conseguido salir adelante e incrementar su valor bursátil, han sido las del sector tecnológico. Si miramos el Nasdaq, también conocido como el índice tecnológico, veremos que ha crecido por encima del 1,5% en lo que va del año.

Esto se debe principalmente a las distorsiones ocasionadas por las empresas FAAMG (Facebook, Amazon, Apple, Microsoft y Alphabet) al S&P 500, que representan casi el 25% del índice.

Evolución de los índices bursátiles estadounidenses. Trading View

Al mismo tiempo, uno podría pensar que, al incrementar el uso de las aplicaciones y servicios digitales, las compañías de marketing también saldrían ganando, pero ese no es el caso. Google está recortando sus presupuestos de marketing casi a la mitad para el segundo semestre del año, de acuerdo con CNBC. Heineken ha reducido gastos en marketing. Coca-Cola también está buscando amortiguar el impacto del Covid-19 mediante la reducción de los costes de marketing a nivel mundial. 

En este contexto, no debería ser ninguna sorpresa que JC Decaux y Omnicom se hayan comportado mucho peor que el índice EuroStoxx 50.

Comparativa de JC Decaux frente al EuroStoxx 50. Trading View

¿Y los semiconductores?

La mayoría de los fabricantes de automóviles y proveedores de nivel 1 han tenido que suspender las operaciones o están funcionando a capacidad reducida. Esto ha derivado en una reducción de la demanda de los semiconductores utilizados en los automóviles, al menos a corto plazo.

Sin embargo, otras industrias, como los centros de datos de computación en la nube, la tecnología de comunicación y conectividad, así como la atención sanitaria, están registrando un crecimiento gradual pero constante. Esto, teóricamente, podría ayudar a la industria de semiconductores.

Además, las políticas expansivas, incluidas la bajada de los tipos de interés, las excepciones y estímulos fiscales también están actuando a favor de la reactivación de la industria. Hace falta mencionar que el material de silicio representó la mayor parte del mercado global de fabricación de semiconductores y circuitos en 2019.

Algunos de los principales operadores del mercado mundial de semiconductores y circuitos son Taiwan Semiconductor (Taiwán), SK Hynix (Corea del Sur), Toshiba Corporation (Japón) y las estadounidenses Intel Corp, Micron Technology, Qualcomm Technologies, Texas Instruments, Nvidia y ON Semiconductor.

Comparativa de la evolución de varios fabricantes de semiconductores. Trading View

***Igor Kuchma es analista de Trading View.