Las acciones de Duro Felguera han llegado a impulsarse un 37,7% este lunes, después de que el viernes la compañía de ingeniería asturiana anunciase el fichaje del exministro socialista Jordi Sevilla para su consejo de administración y el cambio de presidente.

Noticias relacionadas

Al cierre de la sesión, sus títulos cotizaban en los 0,3545 euros por acción, lo que supone una revalorización de su precio del 37,67%. No obstante, en los cruces más alcistas llegaban a verse los 0,3695 euros por título.

Además, pese a las turbulencias acaecidas en el conjunto de la bolsa española y mundial a lo largo del último mes y medio, como consecuencia de la pandemia de coronavirus, Duro Felguera está a punto de retomar su precio anterior al inicio del aumento de los casos de contagios, que se situaba en los 0,36 euros por acción. Cota que ha llegado a superarse este lunes, como ya se ha señalado.

Dimisiones y nombramientos

La dimisión del anterior presidente de la compañía, Acacio Rodríguez, anunciada el pasado viernes, ponía un punto y final al periodo de transición de casi dos años desde las operaciones financieras y societarias que pretendían dar un nuevo impulso a la sociedad.

A raíz de esto, la sociedad nombró a Rosa Isabel Aza, en ese momento vocal del consejo de administración, nueva presidenta no ejecutiva, quien también es, actualmente, vocal del consejo asesor en el Ministerio de Fomento.

Asimismo, Duro Felguera anunció la incorporación del exministro de Administraciones Públicas entre 2004 y 2007 y asesor en materia económica del PSOE, Jordi Sevilla, a su consejo de administración, tras su salida, el pasado mes de enero, de Red Eléctrica, donde era presidente desde que se formase el nuevo Gobierno socialista tras la moción de censura a Mariano Rajoy.

La compañía ha reforzado así su consejo de administración, del que ya forman parte José María Orihuela Uzal, como consejero delegado, e Ignacio Soria Vidal, Julián Massa Gutiérrez del Álamo y Valeriano Gómez Sánchez como consejeros independientes.

El hundimiento del precio del petróleo a su zona de mínimos de más dos décadas, como consecuencia de la guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia y la esperada caída de la demanda por el confinamiento en todo el mundo, podría conllevar un aumento de la actividad de Duro Felguera en su negocio de almacenamiento de combustibles para las compañías extractoras.