Nada ha cambiado respecto a la sesión de hoy. Los mercados seguirán estando volátiles y bailarán al compás de los datos de los contagios y de los ERTE que se anuncien. Lo que ocurre es que JPMorgan parece que ha abierto la caja de Pandora al salir de compras en la bolsa española y hacerse con el 6,8% de la petrolera Repsol.

A pesar de ello, hay que mantener la calma y pensar que tenemos encima de la mesa el vencimiento de opciones y futuros trimestral y la volatilidad será la protagonista. De hecho, serán importantes varias horas a lo largo de la sesión de hoy. 

La primera de todas ver qué es lo que ocurre de 9 a 10 de la mañana y marcar el rango de precios. Será determinante ver por dónde rompe el mercado tras la definición de ese rango. 

Lo segundo son los propios vencimientos de los subyacentes: el EuroStoxx 50 a mediodía, el Dax a las 13:00 horas y sobre todo media hora más tarde con el vencimiento en Wall Street. 

En cuando a dónde podemos disparar dentro del selectivo español parece claro que todo lo que huele a sectores defensivos (electricidad, gas, telefonía, alimentación) o estatales está siendo contemplado por los inversores a la hora de buscar un rebote. Sin embargo, la proximidad del fin de semana nos deja un importante número de inversores que saldrán esta tarde. A pesar de ello, si vemos que el selectivo español rompe los 6.745 puntos de manera contundente se nos abre un escenario de acercamiento a los 7.000.