El precio del barril de Brent, de referencia para Europa, ha profundizado su descenso de los últimos días con una caída del 2,95% este viernes, situando su cotización en los 50,42 dólares, su peor lectura desde el 16 de agosto de 2017.

Noticias relacionadas

El crudo llevan registrando descensos generalizados desde la tercera semana de enero, cuando el brote de coronavirus surgido en China, el Covid-19, comenzó a ganar notoriedad en los medios. La ralentización en la expansión del virus en China hizo repuntar la cotización del Brent, aunque su llegada Europa, especialmente a Italia, ha provocado que vuelva a registrar descensos.

De su lado, el barril West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, ha descendido un 2,75%, hasta alcanzar los 45,88 dólares. Se trata su peor lectura desde el 31 de diciembre de 2018, aunque si cae por debajo de los 43,5 dólares, también retrocederá hasta su peor lectura desde el verano de 2017.

Las caídas del crudo se producen justo una semana antes de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados se reúnan en Viena (Austria).

Arabia Saudí propondrá recortar la producción en un millón de barriles diarios adicionales durante el cónclave que se celebrará entre el 5 y el 6 de marzo 

La OPEP y otros países productores de crudo, entre los que se encuentran Rusia y México, llevan controlando su producción de forma pactada desde enero de 2017 para elevar el precio del petróleo. Desde entonces, el pacto se ha renovado en varias ocasiones y está previsto que expire a finales del mes de marzo.

El acuerdo vigente contempla una reducción de 1,7 millones de barriles diarios con respecto a los niveles de producción de referencia de octubre de 2018. A esa cifra, Arabia Saudí se comprometió a recortar 400.000 barriles adicionales, elevando la cifra total del corte hasta los 2,1 millones de barriles por jornada