Warren Buffet, el inversor más seguido de los últimos tiempos, acaba de revelar sus cartas de juego. El conocido como ‘Oráculo de Omaha’ tiene en American Express, Apple y Bank of America a sus tres grandes favoritas. Visa se convierte en la única incorporación al grupo.

Noticias relacionadas

American Express repite un año más como la posición más abultada en la cartera de la firma de inversión de Buffett, Berkshire Hathaway. El reconocido gestor es dueño de un 18,7% de su capital social, lo que supone una participación equivalente a 18.874 millones de dólares. Esta posición se ha construido mediante la inversión inicial de solo 1.287 millones, según recoge el Informe Anual de la sociedad inversora, con lo que las plusvalías latentes alcanzan el 1.366%.

En Apple alcanza un 5,7% de su accionariado, de manera que su participación es ligeramente superior a la del año pasado, cuando se quedaba en un 5,4%. Esta es, con mucho, la posición más valiosa del de Omaha, pues llega a 73.667 millones de dólares.

La segunda posición más valiosa del defensor de la inversión ‘value’ es Bank of America, donde ostenta una participación del 10,7% de su capital. Este porcentaje se traduce en un valor de mercado de 33.380 millones de dólares y una rentabilidad acumulada del 165,8%, pues el magnate solo ha invertido 12.560 millones en la entidad financiera.

Entre el valor de este banco y el que consigue American Express, su posición de mayor control en el capital de una compañía, únicamente aparece The Coca-Cola Company, con un 9,3% que tiene un valor de mercado de 22.140 millones. Muy cerca se queda una compañera de sector, Wells Fargo, cuyo 8,4% del capital alcanza un precio de 18.598 millones.

Con respecto a las primeras posiciones de su cartera, un único cambio. La fabricante de materiales de construcción USG Corporation cede su puesto a Visa, la segunda gigante de las tarjetas de crédito. La compañía se estrena en cartera con una participación del 0,6% en su capital, que marca una capitalización del 1.924 millones de dólares. Si se tiene en cuenta que Buffett ha invertido 349 millones para tomar esta posición, la rentabilidad que acumula la ‘novata’ es de un 450%.

El resto de posiciones en cartera lo componen, por orden de mayor a menor capitalización, US Bancorp, JP Morgan Chase, Moody’s, Delta Air Lines, Bank of New York Mellon, Goldman Sachs, Charter Communications, Southwest Airlines y United Continental Holdings.

A lo largo de 2019, según los datos expuestos en la carta del inversor, Berkshire Hathaway logró una rentabilidad del 11% para su cartera, sensiblemente por debajo del 31,5% que en el mismo periodo consiguió apuntarse el índice S&P 500. No obstante, el magnate consigue seguir presumiendo de que, desde la fundación de la firma inversora, más que duplica al indicador de Wall Street, un 20,3% cada año desde 1964 frente al 10,0% que se apunta el selectivo del medio millar de cotizadas.