La vuelta del Ibex 35 a los 10.000 puntos resulta tan cegadora, por la fuerza que tiene siempre un número tan redondo como ese, como el 10.000, y por todo el tiempo transcurrido desde que el índice no pisaba estos terrenos, desde mayo de 2018, que casi eclipsa el principal logro del indicador en esta sesión. Y no es, precisamente, uno menor, porque se trata de sus... ¡nuevos máximos históricos!

Noticias relacionadas

Sí, así es, el Ibex está de récord este lunes. ¿Pero cómo es posible, puede preguntarse usted, si ahora se mueve en el 10.000 y en noviembre de 2007 rozó el 16.000? Y está en lo cierto, porque esto es así. Pero también es cierto que el Ibex está en máximos históricos en su versión con dividendos, más fiel a la rentabilidad que recogen los inversores porque incluye las retribuciones de las compañías que conforman el índice. 

Este lunes, el Ibex Total Return, que es como se llama la versión con dividendos, ha cerrado en los 29.252 puntos, con lo que ha superado su anterior récord. Databa de comienzos de mayo de 2017, cuando llegó hasta los 29.201 puntos. 

Esta superación puede suponer, a su vez, un catalizador para que el índice se anote nuevas subidas. “Superar los máximos de 2017 es una referencia muy alcista, pues el índice entra en subida libre”, explica Javier Molina, portavoz de eToro en España. En cuanto al selectivo sin dividendo, el analista de eToro señala que, desde un punto de vista técnico, “la zona de los 10.000 puntos marca la resistencia real para intentar atacar los 10.300 puntos".

LA TRADICIÓN DEL 4%

La diferencia entre el Ibex sin dividendos, que aún está a casi un 40% de su plusmarca de 2007, y el Ibex con dividendos evidencia la tradición retributiva de las cotizadas españolas, también de las que forman parte del Ibex. En estos momentos, y según los datos que recoge Refinitiv, la rentabilidad por dividendo del índice se sitúa en el 4,1%. Es decir, se encuentra en línea con la media del 4% que suele mostrar. Y que resulta clave en la disparidad de la distancia a sus máximos del Ibex sin dividendos y del Ibex con dividendos, puesto que el primero se 'pierde' en su cálculo cada año esos 4 puntos porcentuales de rentabilidad.

Entre sus componentes, de hecho, hay varias compañías cuyo dividendo actual ofrece un rendimiento superior a ese 4%. Según las cifras de Refinitiv, la retribución de Repsol supera el 7%; las de Bankia, Telefónica, Mediaset, Enagás, ACS, CaixaBank y Mapfre rebasa el 6%; y las de IAG, Banco Santander, Ence, Endesa y Red Eléctrica salta del 5%.