Enero ha sido un mes agitado en los mercados financieros. Venían con la inercia alcista dejada por diciembre, pero el ímpetu de los inversores se ha visto truncado por las dudas generadas por el coronavirus, una brote con epicentro en Wuham (China) que mantiene al mundo en vilo por la trascendencia y la expansión que puede tener esta enfermedad. Aunque es pronto para conocer su impacto, por ahora ya está causando un efecto económico que se ha trasladado a las cotizaciones de sectores como el turístico o el de las aerolíneas. 

Noticias relacionadas

La irrupción de esta enfermedad ha dejado su huella en la renta variable, pero también en otros segmentos, como el de los denominados activos refugio. Pero en enero ha habido también otros protagonistas. Diez referencias ayudan a tomar el pulso a cómo ha sido el primer mes del año en los mercados. 

1. Ibex 35. El índice español venía de cuatro meses seguidos en positivo. Pero no ha podido sumar un quinto. Ha cerrado enero en negativo, con una caída acumulada próxima al 2% que le sitúa en un terreno peligroso, por debajo de los 9.400 puntos.  

2. Dow Jones. El índice bursátil más famoso del mundo tampoco se apunta su quinto mes consecutivo al alza. Baja un 0,5% en enero. Y eso que ha vivido un mes histórico, porque ha llegado a superar por primera vez los 29.000 puntos, pero lo acaba claramente por debajo de esta cota.  

3. Hang Seng. El coronavirus ha impactado de lleno en los índices bursátiles asiáticos. En el caso de los índices chinos, los efectos no están aún recogidos del todo porque los mercados están cerrados desde el 23 de enero con motivo de la llegada del Año Nuevo. En Hong Kong, el índice Hang Seng ha corregido un 6,7% en enero. En Japón, el Nikkei 225 se ha dejado un 2%. 

4. Tesla. Sin duda, el valor del mes. En todo el mundo. Impulsado por unas expectativas cada vez más optimistas, las acciones del fabricante de coches eléctricos se han disparado un 50% en enero y han llegado a tocar los 650 dólares. La compañía ya vale más de 100.000 millones de dólares en bolsa

5. Oro. El metal precioso ha dado continuidad en enero a los avances que ya firmó en 2019. La onza al contado del metal precioso se ha revalorizado cerca de un 5% para estirarse hasta los 1.590 dólares. Se mueve en sus precios más altos desde 2013. 

6. Bitcóin. El rey de las criptodivisas también ha ejercido de refugio en enero. Su cotización se ha disparado un 30% y supera los 9.000 dólares

7. Bonos. Los bonos también han recibido parte del dinero que ha venido de otros activos. Como consecuencia, los rendimientos han caído, puesto que bajan cuando el precio sube. La rentabilidad del bono estadounidense a 10 años, que acabó 2019 en el 1,9%, se encuentra en el 1,6%. En el caso del bund alemán, su rendimiento ha bajado del -0,19% al -0,41%. Y el del titulo español a 10 años, la rentabilidad ha menguado del 0,47% al 0,25%.

8. Euro. La divisa europea ha iniciado el año con descensos. En el conjunto de enero se ha depreciado un 1,2% contra el 'billete verde', hasta los 1,108 dólares

9. Petróleo. El crudo también ha sentido el impacto de la incertidumbre por el coronavirus. El barril Brent, de referencia en Europa, se ha abaratado cerca de un 12%, hasta los 58 dólares

10. Euríbor. La referencia hipotecaria ha vuelto a subir ligeramente en enero por quinto mes consecutivo, pero eso no le impide seguir claramente en negativo. En concreto, cierra enero con una media mensual del -0,253%