El Ibex 35 consumirá este viernes la primera hoja de calendario. Despachará el primero de los 12 meses del año… aunque en un mundo tan dado a los aforismos como el de la bolsa, enero no es un mes cualquiera. Uno de esos mantras establece algo así como que ‘enero marca el año entero’, y lo cierto es que las estadísticas, sin ser apabullantes, sí respaldan esa impresión. 

Noticias relacionadas

Hasta la fecha, el Ibex ha vivido 28 eneros y 28 años. Pues bien, en 18 ocasiones, el saldo dejado por enero ha coincido con el acumulado en el conjunto del ejercicio. Es decir, ha existido esa correspondencia en el 65% de los casos. En 12 ocasiones, un enero alcista ha sido rematado con un año en verde y otras seis veces un enero bajista ha deparado un ejercicio en rojo. 

Los datos, por tanto, revelan que enero no ha sido una buena pauta para el conjunto del año en diez ocasiones. En seis de ellas, el ejercicio ha acabado siendo bajista pese a que enero había sido alcista. Y en otras cuatro, un primer mes bajista no ha impedido un saldo final positivo. 

UN MES DE TRADICIÓN ALCISTA

Y lo cierto es que enero suele ser más bueno que malo en el parqué. Hasta la fecha, y sin incluir 2020, el Ibex ha saldado 18 eneros en positivo y 10 en negativo. Es decir, es un mes alcista en el 65% de las ocasiones. El primer mes del año arroja como media una subida del 1,1%. 

En 2020, sin embargo, enero está teniendo un aspecto más bien bajista. A la espera de la jornada de este viernes, acumula un descenso del 0,75% y camina por debajo de los 9.500 puntos. Aunque es otro dato el que evidencia la flojera que está acompañando al índice en 2020: de las 21 sesiones celebradas hasta la fecha, ha finiquitado 14 en negativo. 

Si no logra remontar, al Ibex interrumpirá la secuencia alcista que le acompañaba desde el verano. En concreto, venía de subir en septiembre, octubre, noviembre y diciembre. Pero esta vez parece que con enero sí habrá quinto malo.