Pepa Bueno ha vivido unas semanas de infarto. Sin quererlo se ha visto involucrada en los dos cambios de mayor calado que se han producido en los medios de comunicación en lo que va de año. El miércoles se conoció el nuevo organigrama de RTVE y el jueves el de cadena SER. Y en ambos la actual locutora de la SER ha tenido algo que ver.

Noticias relacionadas

Las informaciones confirmadas por Invertia indican que la periodista rechazó el ofrecimiento para ser la nueva directora de Informativos de TVE, un cargo que hubiese supuesto la vuelta de Pepa Bueno a la cadena pública una década después de que se marchase precisamente para incorporarse a cadena SER.

Las mismas fuentes consultadas por este diario indican que el nuevo presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, le trasladó el ofrecimiento para incorporarse a un cargo que finalmente ha recalado en Mamen del Cerro.

La hasta ahora directora de Informativos de RNE no era la primera opción de la Corporación, pero finalmente fue elegida después de que el puesto le fuera ofrecido también a Carlos Franganillo y a Cristina Ónega.

En todo caso, la candidata original de Pérez Tornero era Pepa Bueno, por su buen recuerdo del paso de la periodista como presentadora del telediario central. Bueno terminó en 2012 una trayectoria de dos décadas, que se truncó cuando Mariano Rajoy nombró una nueva cúpula en RTVE.

Montserrat Domínguez

El tanteo a Pepa Bueno se produjo hace poco menos de tres semanas, pero se truncó cuando la periodista indicó que prefería continuar con su carrera en la radio privada. Una situación que no fue del todo entendida en RTVE, además considerando que en el último mes se había puesto en duda su continuidad en la SER.

Lo que en RTVE no se sabía era que en estos días se estaba cerrando el nuevo organigrama de cadena SER. De hecho, para esas fechas las grandes estrellas de la cadena ya habían sido advertidas de que las cosas iban a cambiar y que el director general Daniel Gavela y su equipo serían destituidos.

En esta línea, es más que probable que Pepa Bueno haya recibido una llamada de Montserrat Domínguez, en su condición de directora de Contenidos "electa" de la SER, para ratificarle su confianza en su trabajo al frente de Hora 25

Incluso le habría comentado que contaba con ella como uno de los pilares fundamentales de la nueva cadena SER que comenzará a dibujar de cara al próximo curso. Desde hace dos temporadas Pepa Bueno es la directora y presentadora de Hora 25 con dispares resultados de audiencias, pero siempre en el punto de mira. 

En la casa se considera que Bueno ha escorado 'a la derecha' su programa a la derecha por su fuerte identificación con sectores del PSOE andaluz más tradicional. Algo que se le critica desde muchos sectores, no sólo dentro de su emisora. 

Trayectoria de Pepa Bueno

Pepa Bueno cogió Hora 25 en la segunda ola del EGM con 971.000 espectadores y ha llegaron a superar el millón. No obstante, su último dato de abril le ha situado en 957.000 espectadores.

No es demasiado lo que ha perdido respecto del último dato de Àngels Barceló, pero está lejos de ser el revulsivo que se esperaba y nunca se ha acercado a los 1,2 millones que logró registrar la locutora catalana.

Sigue liderando en las noches aunque perdió 117.000 menos en el último EGM y registró un 10,9% de retroceso. La Linterna de Cope mejoró hasta los 888.000 fieles y creció un 9,8%. La Brújula cerró la lista con 259.000 y un 18,3% menos.

Pepa Bueno ya fue sustituida hace dos temporadas de Hoy por Hoy y en las noches tampoco ha terminado de cuajar. Hace un mes todos estos elementos hacían pensar que no estaría en el futuro más inmediato de la Ser, pero las cosas han cambiado radicalmente tras la llegada de Montserrat Domínguez.

La exsubdirectora de El País confía en Pepa Bueno para un proyecto que incluso va más allá que las noches de la cadena. Los movimientos se suceden para tener novedades de cara a la siguiente temporada, aunque lo cierto es que Domínguez quiere contar en todos los escenarios con la extremeña.

Futuro de cadena SER

¿Qué hará? De momento seguirá en las noches en Hora 25, pero se están buscando nuevas alternativas e incluso la posibilidad de situarle en el organigrama de la gestión de la emisora del Grupo PRISA.

De hecho, Pepa Bueno es de las pocas que tiene seguro su sitio en la nueva Ser que arrancará en septiembre. Un contexto en el que están cuestionados precisamente sus grandes voces como Manu Carreño o Àngels Barceló. Profesionales que llevan varios EGM encadenando resultados que ponen en duda el liderazgo incuestionable de la SER en las últimas décadas.

Una situación que Montserrat Domínguez conoce a la perfección y que en la medida de lo posible intentará cambiar. El problema es que el margen de maniobra de cadena SER para realizar fichajes es bastante escaso: en la cadena se querría hacer grandes y mediáticas contrataciones, pero no hay dinero.

Con una caída de ingresos de 44 millones de euros en 2020 y un retroceso de ingreso del 30% en los primeros meses del año, la emisora se verá obligada a presentar un ERE en próximas fechas. Un entorno de incertidumbre que impide centrarse en la búsqueda de sustitutos con garantías y que probablemente obligue a la SER a buscar recambios dentro de su propia plantilla.