La Coordinadora de Comités del Grupo Vocento, en la que participan representantes sindicales y delegados de los trabajadores de El Comercio de Gijón, La Voz de Avilés, El Correo, El Diario Vasco, Las Provincias, El Diario Montañés, Diario La Rioja, Ideal de Granada, Sur de Málaga, y La Verdad de Murcia, ha rechazado el nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por el coronavirus que anunció este lunes 11 de mayo la dirección.

Noticias relacionadas

Una decisión que en esta ocasión afectará a toda la plantilla (2.700 personas), y que supone la reducción del 25% de la jornada y su repercusión salarial por un periodo de dos meses (junio y julio).

"Una vez más se presenta una drástica medida y prácticamente no se deja margen para negociar una posible mejora de las condiciones de aplicación en las diferentes empresas del Grupo. Además, aumenta la situación de precariedad laboral de las personas que están afectadas por el ERTE anterior, del pasado mes de abril", han indicado.

Los representantes de los trabajadores han recordado "el especial esfuerzo que se está haciendo para proporcionar un servicio esencial de calidad, y la respuesta de la dirección de Vocento es golpear con un ERTE que va ir en contra de un desempeño profesional, puesto que  las plantillas están muy ajustadas por la política de despidos y jubilaciones anticipadas que se ha llevado a cabo".

La Coordinadora de Comités rechaza, por tanto, este nuevo ERTE y estudiará todas las medidas a su alcance para mostrar su oposición y apoyar las posturas de los diferentes representantes ante sus respectivas empresas.

Nuevo ERTE

Vocento comunicó el pasado lunes a sus trabajadores la ampliación del actual ERTE aplicado en abril y a mayo a los meses de junio y julio. El nuevo expediente rebajó del 40% al 25% la reducción de jornada y sueldo, pero en esta oportunidad se incluyeron a todos los trabajadores. 

De esta manera, a partir de junio, no habrá sustancial diferencia entre las condiciones de trabajo exigidas a los departamentos que quedaron fuera del anterior ERTE (redacción, sistemas de apoyo a redacción, imprentas y distribución) y el resto.

Esta medida también afectará a los colaboradores de todas las cabeceras del grupo. Ahora toca sentarse con los sindicatos a negociar esta medida en todas las cabeceras y empresas del grupo incluyendo los diarios ABC, El Correo y Diario Vasco.