El expediente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) abierto a Mediaset y Atresmedia por colusión publicitaria ha entrado en su recta final, según las informaciones contrastadas por EL ESPAÑOL. Después de siete meses de instrucción formal, pero más de un año recopilando información, el organismo regulador se encuentra cerrando los últimos detalles de su etapa de instrucción tras haber recibido las alegaciones de todas las partes implicadas.

Noticias relacionadas

Las fuentes consultadas por este diario confirman que ahora el organismo se prepara para abordar una decisión sobre la investigación y el objetivo es fallar el expediente antes de que finalice este año. Un plazo que ya adelantó antes del verano el presidente del organismo, José María Marín Quemada, y que en la CNMC quieren cumplir. Para ello, se ha dedicado un equipo específico dentro de la Comisión que ha estado trabajando en su instrucción durante todo el verano, en especial en agosto.

La CNMC abrió de oficio el expediente a Mediaset y Atremedia en febrero indicando que los dos grupos televisivos podrían "dificultar injustificadamente la entrada y expansión de terceros operadores en el mercado de la publicidad televisiva en España". Condiciones "en las que se contienen obligaciones que podrían ser contrarias al buen funcionamiento del mercado".

Eventuales sanciones

El regulador cree que estos dos grupos audiovisuales exigen a los anunciantes y las agencias de medios el cumplimiento de cuotas relativas de inversión publicitaria en sus respectivas televisiones y que, además, fuerzan la contratación conjunta de publicidad en sus distintos canales de televisión, a través de la emisión en varias cadenas a la vez (simulcast) de la mayoría de las campañas publicitarias y de la vinculación de paquetes comerciales.

De hecho, antes del verano este periódico informó que mediante un centenar de cuestionarios anunciantes y agencias de medios confirmaron al regulador la totalidad de la existencia de estas cuestionadas prácticas. Posteriormente, las dos cadenas investigadas han presentado sus alegaciones defendiéndose de las acusaciones, por lo que ahora nos encontramos en la etapa final de la instrucción.

Respecto de las eventuales sanciones, en el sector se cree que es difícil que Mediaset y Atresmedia se libren de una multa dada la contundencia de las pruebas presentadas. El regulador tendría, por tanto, argumentos para aplicar las sanciones más elevadas, es decir, de hasta el 10% de su facturación anual. En este supuesto, y según sus últimos resultados, cada uno de los grupos podría pagar hasta 100 millones de euros, 200 millones en total.

Demandas y recursos

En cualquier caso, lo peor para Mediaset y Atresmedia es la avalancha de demandas que podrían venir en su contra exigiendo daños y perjuicios por la existencia del duopolio televisivo que confirmaría automáticamente la sentencia de la CNMC.

En el sector se calcula que se podrían exigir indemnizaciones por valor de 4.700 millones de euros, si el expediente demuestra que se manipuló el mercado publicitario, montante equivalente al dinero que han dejado de ingresar las televisiones pequeñas y autonómicas durante la existencia del duopolio televisivo.

Frente a esta situación, la única arma del duopolio sería dilatar el proceso en tribunales y recurrir la sentencia. Atresmedia se ha reforzado con el fichaje de un conocido despacho de abogados de Madrid especializado en Competencia, mientras que Mediaset ha confiado en su equipo propio, aunque ha destinado un importante contingente de efectivos a este caso.

Todos contra el duopolio

Este expediente ha generado además que se unan todos los sectores que se sienten afectados por el duopolio televisivo que en el último lustro se viene quedando con el 85% de la publicidad de la televisión y el 95% de la televisión en abierto, en este último caso con poco más del 50% de la audiencia.

De esta manera, la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres, la asociación de anunciantes, Forta -y todas sus televisiones entre las que se incluyen Telemadrid, TV3, ETB, TV3 y TVG-, DKiss e Intereconomía se han personado en este expediente para defender sus intereses.

Formalmente, los personados en una investigación de la CNMC tienen derecho a acceder a toda la información del expediente, pueden aportar pruebas, proponer que se practiquen diligencias y solicitar más información a los investigados. También tienen la posibilidad de hacer un exhaustivo seguimiento del proceso y derecho a hacer alegaciones.