El grupo aéreo IAG se ha visto obligada a reducir costes a marchas forzadas para evitar un batacazo mayor al registrado a cierre de 2020 (con pérdidas de 6.923 millones de euros). Los recortes de empleo han sido una de las patas necesarias para aliviar su situación, hasta tal punto que el grupo ha reducido en 10.500 los puestos de empleo. 

Noticias relacionadas

Las medidas de reestructuración provocarán reducciones en la plantilla de British Airways de aproximadamente 10.000 personas (una cuarta parte de la plantilla a junio de 2020) y en la de Aer Lingus de 500 personas (o aproximadamente un 10% de la plantilla a junio de 2020). Esta cifra eleva a 10.500 empleados, de los que la mayoría ya han abandonado el grupo. 

La compañía recuerda que British Airways también impulsó una mayor flexibilidad en determinadas áreas operativas para poder ajustar mejor el número de empleados y los costes al nivel de la capacidad operada. Iberia también redujo el número de empleados en funciones directivas, junto con una reestructuración que afectó al personal fuera de España. 

Iberia y Vueling recurrieron a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en España y, por lo tanto, no asumieron gastos de reestructuración en relación con los empleados en funciones no directivas en España.

El cierre de Level Francia dio lugar a una provisión excepcional de 28 millones de euros en relación con los gastos de reestructuración de plantilla. Los cargos excepcionales totales por reestructuración de plantilla durante el año incluidos en el epígrafe de Gastos de personal ascendieron a 313 millones de euros. 

“La compañía reaccionó muy rápidamente a la crisis y tomó decisiones difíciles. Creo que eso nos deja en condiciones de recuperarnos eficazmente”, ha señalado Luis Gallego, consejero delegado de IAG durante la presentación de resultados de IAG, quien sigue manteniendo 2023-2024 como la fecha de la recuperación de los niveles de demanda de 2019.  

De esta forma, los gastos de personal caen un 36,8% pasando de los 3.560 millones a los 2.074 millones de euros, cifra que incluye un cargo excepcional de 313 millones por el programa de reestructuración de las compañías: BA, Aer Lingus, Level e Iberia. IAG ha conseguido registrar unos ahorros directos en salarios de 730 millones de euros gracias a los "mecanismos de ayudas salariales o protección del empleo", señalan.

Liquidez

Conseguir liquidez es otro de los propósitos de IAG. Así, según comunica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) las líneas de financiación generales y de aeronaves comprometidas y no utilizadas ascendían a 2.140 millones de euros, suponiendo una liquidez total de 8.100 millones de euros. Incluyendo los 2.200 millones de euros procedentes de la financiación del UK Export Finance (UKEF), la liquidez proforma total se sitúa en 10.300 millones de euros. 

El efectivo se situó en 5.917 millones de euros a 31 de diciembre de 2020, lo que supone una disminución de 766 millones de euros respecto al 31 de diciembre de 2019.

Compra de Air Europa

De nuevo, Luis Gallego ha vuelto a defender el carácter estratégico de la compra de Air Europa por su posición en Latinoamérica y la importancia de convertir Barajas en un gran hub. 

Tras alcanzar un nuevo acuerdo con Globalia para rebajar el precio de compra de Air Europa a la mitad, es decir, a 500 millones de euros, ahora la adquisición está supeditada a la finalización de las negociaciones con la Sepi y a la aprobación de la Comisión Europea.