Los balnearios españoles se han dirigido, a través de la Asociación Nacional de Balnearios (Anbal), al Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) para que, en calidad de órgano de contratación del Programa de Termalismo, notifique a los propios establecimientos el fin de la suspensión del mismo y la reactivación de este programa, tal y como ya avanzó este medio.

Noticias relacionadas

En este sentido, desde Anbal, se recuerda que, según el artículo 34 del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, se prevé que la suspensión del Programa continuará hasta que el órgano de contratación notifique al contratista (los balnearios) el fin de la suspensión.

Por otra parte, y con carácter previo al levantamiento de la suspensión del contrato, se solicita una reunión de la Comisión de Seguimiento del Programa de Termalismo Social para que se tengan en cuenta toda una serie de consideraciones antes que se procediera, en su caso, por parte del Imserso al levantamiento.

Desde Anbal se considera imprescindible para una reactivación "ordenada y segura" del Programa, que sea el Imserso el que comunique a las Comunidades Autónomas y la entidades locales en las que se encuentran ubicadas los más de cien Balnearios participantes, la fecha tras la que puede ponerse en marcha el mismo.

Igualmente desde la Asociación también se considera que, como condición previa para el levantamiento del suspensión del contrato, se debe requerir a las comunidades autónomas y entidades locales donde se encuentran los balnearios que informen sobre las medidas preventivas adoptadas para la protección de la salud en dichas regiones y municipios.

En este programa, hasta que se suspendió temporalmente por el estado de alarma, participan 106 balnearios que ponían a disposición 208.500 plazas de 13 comunidades autónomas, entre las que no se incluyen ni Canarias ni Baleares ni Asturias. Galicia es la comunidad que participa con más establecimientos.