La cadena de hoteles Room Mate ha decidido ampliar hasta el 31 de mayo la estancia de personal sanitario y de personas mayores en 13 hoteles que están prestando ayuda durante la crisis sanitaria, tal y como ha anunciado su fundador, Kike Sarasola, en la red social Twitter. 

Noticias relacionadas

De estos 13 hoteles, nueve están en España: seis en Madrid, dos en Barcelona y uno en San Sebastián. Desde un inicio de la crisis, Sarasola ha cedido estos establecimientos de forma altruista para su uso durante el confinamiento. Y ahora lo extiende a la desescalada. 

Dichos espacios están siendo acondicionados en función de las necesidades y con el fin de evitar que los residentes puedan sufrir contagios, dentro de las medidas de prevención establecidas para proteger del Covid-19 a la población de edad avanzada de nuestra región, según la Comunidad de Madrid.

De esta forma, Room Mate aplaza la apertura de sus hoteles en España, donde según el plan de desescalada del Gobierno se permite a los establecimientos hoteleros abrir en la fase 1 (a partir del 11 de mayo) excluyendo zonas comunes y con determinadas restricciones que serán planteadas en la consecuente Orden por parte del Ministerio de Sanidad. La mayoría de las cadenas hoteleras no abrirá por la falta de turistas.

De hecho, ya existe un borrador del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de medidas y protocolos a seguir por los establecimientos hoteleros. 

Protocolo de seguridad

Pero mucho antes de esto, Room Mate ya se adelantó y lanzó su propio manual de seguridad. Así, por ejemplo, en sus hoteles se tomarán medidas adicionales de limpieza y esterilización de todos los elementos de uso frecuente. Se procederá a la instalación en las entradas de los hoteles y los ascensores de felpudos con solución de agua y lejía para asegurar la desinfección de las suelas de los zapatos y ruedas de maletas. 

Asimismo, se realizarán controles de temperatura a todas las personas que accedan a los hoteles. Las recepciones contarán con mamparas de metacrilato y marcas de distancia de seguridad en el suelo. Además, se entregan mascarillas y guantes de protección de uso obligatorio tanto para los roomies como para los clientes.

En una primera fase de reapertura de los hoteles, se servirán los desayunos en la habitación. En una segunda fase se habilitarán las zonas comunes con servicio de desayuno a la carta, evitando así la aglomeración de personas en el bufé de desayuno, entre otras medidas.