La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) estima que el coste para las arcas públicas de la bonificación del 75 % a los billetes de avión a residentes de Baleares y Canarias ascendió en 2019 a 765 millones de euros. Un dato que se ha multiplicado por la subida en el porcentaje de bonificación.

Noticias relacionadas

Creció un 112% entre el segundo semestre de 2016 (cuando la subvención se encontraba todavía en el 50% de la tarifa) y el segundo semestre de 2018. El importe total de la ayuda, que en 2016 partía de 309 millones de euros, en 2018 asciende a 563 y la estimación para 2019 supera los 765 millones de euros, explica en su informe el organismo. 

En las rutas entre los archipiélagos y la Península, donde la subida se produjo en julio de 2018, el coste de la bonificación prácticamente se duplicó en el segundo semestre de 2018 en relación con el mismo periodo de 2017 (en Baleares y Canarias subió un 98% y un 90%, respectivamente). 

Coste para el Estado de la bonificación a residentes por semestre (2016-2019). Fuente: CNMC.

En 2019 el coste continuó al alza y se estima que superó los 208 millones de euros en las rutas entre Baleares y la Península (en 2017 el coste fue de 88 millones) y los 322 millones de euros en las que unen Canarias y la Península (en 2017 fue de 132 millones). Este aumento se debe a la subida del 50% al 75% de la bonificación, al incremento en la demanda de residentes y en la tarifa media efectiva.

En el caso de las rutas interinsulares, donde la subida de la subvención tuvo lugar en julio de 2017, el coste también se duplicó tras el shock y siguió al alza en adelante. Se estima que en Baleares (donde partía de 16 millones de euros en 2016) superó los 33 millones de euros en 2019 y en Canarias (donde partía de 84 millones) habría superado los 201 millones en 2019. En este caso, el incremento en el coste se debe a la subida del porcentaje de bonificación y a la mayor cantidad de pasajeros residentes que viajan. 

En las rutas Baleares-Península, el coste por cada viaje bonificado ha pasado de algo menos de 30 euros antes de la subida de la bonificación a alrededor de 55 euros en el segundo semestre de 2019; en el caso de las rutas Canarias-Península, se ha pasado de cifras cercanas a 40-50 euros por viaje a 93 euros por billete en el segundo semestre de 2019. 

Y en las rutas interinsulares, el resultado ha sido más limitado, pero aun así también creciente: en las rutas interinsulares tanto de Baleares como de Canarias, se ha pasado de subvencionar algo más de 30 euros por viaje a alrededor de 50 euros en el segundo semestre de 2019.

Recomendaciones de la CNMC

Dada la presión sobre precios que las bonificaciones parciales a los billetes aéreos parecen haber generado en las rutas islas-Península, la CNMC propone a las autoridades reflexionar sobre los indicios que apuntan hacia el efecto traslación a precios producido a raíz del último incremento del porcentaje de bonificación, al menos para las rutas isla – Península.

Así, también aconseja valorar medidas para aumentar la sensibilidad al precio de los residentes (como límites al importe de la bonificación, mayor restrictividad sobre los conceptos bonificables, sistemas de liquidación expost, o indicar el precio total del billete para aumentar la conciencia sobre el coste total del viaje). 

En segundo lugar, cree que es necesario considerar en conjunto todo el sistema de ayudas a la conectividad insular y realizar una continua revisión desde el punto de vista de los principios de regulación económica eficiente para garantizar su optimalidad.

Por último, se recomienda también valorar otros posibles mecanismos de ayuda para compensar la insularidad de los residentes en los archipiélagos españoles como, por ejemplo, un régimen de exenciones fiscales a residentes desligadas de la realización de desplazamientos