Cellnex Telecom perdió 133 millones de euros en 2020, multiplicando por quince los nueve millones de pérdidas que registró en 2019, debido al efecto de las mayores amortizaciones y costes de crecimiento asociados al proceso de adquisiciones en las que está inmersa la compañía.

Noticias relacionadas

Según los datos remitidos este viernes al supervisor bursátil español, el operador de torres de telecomunicaciones explica que las amortizaciones aumentaron un 94% respecto a 2019 y los costes financieros, un 83%.

Los ingresos de la compañía alcanzaron los 1.608 millones de euros, un 55% más que en 2019, mientras que el Ebitda creció hasta los 1.182 millones, un 72% más.

Por líneas de negocio, los servicios de infraestructura para operadores de telecomunicaciones móviles aportaron el 79% de los ingresos, con 1.276 millones, lo que supuso un aumento del 83% respecto a 2019.

La actividad de infraestructuras de radiodifusión proporcionó un 14 % de los ingresos, 227 millones, y el negocio centrado en las redes de seguridad y emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas (loT y Smart cities) aportó un 7%, con 105 millones de euros.

Emplazamientos en Europa

A 31 de diciembre, el 67% de los ingresos y el 75% del ebitda se generan fuera del mercado español, siendo Italia es segundo mercado más importante con un 21% de los ingresos del grupo.

Al finalizar el año 2020, Cellnex contaba con un total de 58.104 emplazamientos operativos (4.470 en Austria, 1.317 en Dinamarca, 10.312 en Francia, 1.781 en Irlanda, 10.610 en Italia, 924 en Países Bajos, 5.052 en Portugal, 10.327 en España, 5.315 en Suiza y 7.996 en el Reino Unido a los que se suman 3.004 nodos (DAS y Small Cells).

El total de inversiones de 2020 alcanzó los 6.400 millones, en su mayoría vinculadas a generación de nuevos ingresos, destacando la incorporación de nuevos activos en Austria, Dinamarca, Irlanda, Portugal y Reino Unido y la continuidad en la integración y despliegue de nuevas infraestructuras en Francia.

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, ha calificado 2020 como un año "excepcional" con un importante crecimiento, en el que han anunciado compromisos de inversión por 16.000 millones de euros a los que se suman los 7.000 millones comunicados en las primeras semanas de 2021.

Este mismo viernes la operadora ha anunciado que compra otras 7.000 torres en Polonia con un coste de 1.600 millones. 

El acuerdo además contempla un programa de inversión con un monto asociado de hasta 600 millones de euros para el despliegue de 1.500 nuevos emplazamientos hasta 2030.