Telefónica España comienza el año ajustando su equipo directivo para poner el foco en "mejorar la experiencia del cliente, adaptarse al nuevo entorno e inpulsar la estrategia de diversificación de negocio". 

Noticias relacionadas

Una nueva estructura que implica reforzar al responsable de O2, Pedro Serrahima, que será el nuevo director de la nueva área de Multimarca, Experiencia y Políticas de Clientes, en dependencia de la consejera delegada, María Jesús Almazor.

Esta área será responsable del aseguramiento de la calidad, la atención al cliente y la gestión de las tres marcas con las que Telefónica opera en España, Movistar, O2 y Tuenti.

Del mismo modo, la gestión de los canales de atención al cliente estará liderada por Sergio Sánchez. El hasta ahora director de Transformación, tendrá como objetivo poner foco en la ejecución del segmento de gran público, asumiendo la responsabilidad sobre la comercialización en los distintos canales: telefónico, online, canal presencial y las tiendas, tanto las de distribuidores como la red de tiendas propias, Telyco.

Área de transformación

Por su parte, el área de Transformación contará con Marisa Urquía como nueva directora en sustitución de Sergio Sánchez. Ésta área busca maximizar todos los procesos de las diferentes divisiones de la compañía.

Además de estas responsabilidades también gestionará la actuación sobre los proyectos referentes a los fondos europeos de digitalización, ambos roles en dependencia del presidente de Telefónica España, Emilio Gayo.

A su vez, se ha aprobado una nueva dirección de Verticales para la gestión de sus nuevos negocios, con Salud y Alarmas ya en operación. El objetivo es poner foco en el desarrollo de todos estos nuevos negocios, nace la dirección de e-Verticals, aún vacante, que se ocupará de los proyectos relacionados especialmente con Salud, Alarmas y otras oportunidades de crecimiento que la compañía está explorando.