El Gobierno español destinará 600 millones de dinero público hasta el año 2023 para desplegar su Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial. Así lo ha confirmado este miércoles el presidente Pedro Sánchez al presentar el proyecto ante el mundo científico, empresarial y sindical.

Noticias relacionadas

Sánchez indicó además el objetivo es que estos recursos generen a su vez una inversión privada de 3.300 millones de euros. En su comparecencia, el presidente de Gobierno ha insistido además en que esta estrategia será uno de los pilares del Plan España Digital 2025, presentado en verano.

El proyecto elaborado en el seno de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial dirigida por Carme Artigas, y consensuado con un comité ad hoc compuesto por científicos y expertos digitales, incluye seis ejes principales, cada uno con una inversión diferenciada.

De esta manera, el primer objetivo será impulsar el desarrollo tecnológico y la innovación de la Inteligencia Artificial, con recursos equivalentes a 275 millones de euros. En segundo lugar, se promoverá el desarrollo de capacidades digitales para potenciar el talento nacional y atraer el extranjero, con una inversión de 42 millones de euros.

En tercer lugar, se invertirán 42 millones en plataformas de datos e infraestructuras, en cuarto lugar se destinarán 133 millones en integrar la IA en todos los estamentos de las cadenas de valor. El quinto objetivo será utilizar la Inteligencia Artificial en la Administración pública, con una inversión de 100 millones de euros.

Palanca para el crecimiento

El sexto punto será impulsar un marco ético normativo que refuerce nuestros derechos y libertades individuales, para lo que se destinarán ocho millones de euros. En este punto será fundamental la aprobación de la Carta de Derechos Digitales abierta a consulta pública el 17 de noviembre pasado.

Bajo el objetivo principal de situar a España a la vanguardia en el uso de la Inteligencia Artificial se trabajará para que esta estrategia genere impacto en la modernización de nuestro país; que potencie el uso del español como lengua; que genere empleo; y que sea palanca económica y que impulse la transformación de nuestro tejido productivo y la educación.

Esta Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial deberá generar además un entorno de confianza; impulsar un debate sobre los valores del sector; y potenciar un desarrollo tecnológico "inclusivo y sostenible". En este punto, Sánchez puso como principal objetivo la incorporación de la mujer en el ámbito científico y tecnológico.

Sánchez presentó la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, acompañado por la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Calviño ha destacado que esta estrategia se enmarca dentro de un marco ético que garantizará la protección de datos, los derechos e impulsará una digitalización humanista que ponga a personas en centro. Para ello pidió explícitamente apoyo al sector privado y a los agentes sociales.