El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado nuestras restricciones a la compañía china Huawei, en este caso con el fin de limitar la capacidad de la empresa para emplear tecnología y software estadounidense en la fabricación y diseño de sus semiconductores en el extranjero.

En un comunicado, el Departamento de Comercio ha anunciado que la Oficina de la Industria y la Seguridad (BIS) ha puesto en marcha nuevos planes para "proteger la seguridad nacional" y frenar los esfuerzos de la compañía china para "socavar los controles de exportaciones" en Estados Unidos.

En concreto, informa de que el BIS ha modificado su normativa de exportaciones, así como la Entity List, para enfocarse de manera concreta y estratégica en la adquisición de Huawei de semiconductores que son el producto directo de cierto software y tecnología de Estados Unidos.

El Departamento de Comercio recuerda que en 2019 el BIS agregó a Huawei Technologies y 114 de sus filiales en el extranjero a la lista de entidades a las que las compañías estadounidenses no pueden adquirir componentes tecnológicos sin permiso del Gobierno de EEUU.

Sin embargo, asegura que Huawei ha seguido utilizando software y tecnología estadounidense para diseñar semiconductores, "lo que socava los propósitos de seguridad nacional y política exterior" de la Entity List al encargar su producción en fundiciones en el extranjero que utilizan equipos de Estados Unidos.

"A pesar de la acciones que adoptó el Departamento el año pasado en la Entity List, Huawei y sus filiales extranjeras han intensificado sus esfuerzos para socavar estas restricciones basadas en la seguridad nacional a través de un esfuerzo de indigenización. Sin embargo, ese esfuerzo aún depende de las tecnologías estadounidenses", ha afirmado el Secretario de Comercio estadounidenses, Wilbur Ross.

En este sentido, ha asegurado que no es así como se comporta una empresa global "responsable", por lo que deben enmendar su normativa, que ha sido explotada por Huawei y HiSilicon, y evitar que las tecnologías de estadounidenses "permitan actividades malignas contrarias a los intereses de seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos".

El Departamento informa de que para evitar un impacto económico negativo inmediato en la fundiciones en el extranjero que utilizan equipamiento estadounidenses de fabricación de semiconductores y que han iniciado cualquier producción basada en especificaciones de Huawei, estos productos no estarán sujetos a estos nuevos requisitos en los próximos 120 días.

Ampliación de la moratoria

Por otro lado, el BIS ha decidido extender por un periodo adicional de 90 días la licencia temporal sobre el veto que impide a Huawei y sus filiales hacer negocios con empresas estadounidenses por motivos de seguridad, según ha indicado el Departamento de Comercio en otro comunicado.

El organismo señala que esta nueva extensión de la moratoria al veto, que se inició en mayo de 2019, podría ser la última. "Las actividades autorizadas en la Licencia Temporal General (TGL por sus siglas en inglés) podrían ser revisadas, y posiblemente eliminadas, después del 13 de agosto de 2020", remarca.

El Departamento remarca que ha tomado la decisión de extender una vez más la moratoria tras los comentarios recibidos por "numerosas empresas, asociaciones y ciudadanos" y añade que continúa evaluando las implicaciones para la seguridad nacional y la política exterior de las empresas y personas que siguen usando equipamiento de Huawei.

"La extensión de 90 días ofrece una oportunidad para los usuarios de dispositivos y proveedores de telecomunicaciones de Huawei, especialmente en las áreas rurales de Estados Unidos, de continuar operando temporalmente estos dispositivos y redes mientras aceleran la transición a proveedores alternativos", añade.