Bruselas

El Parlamento Europeo se alinea con las tesis de España e Italia en defensa de una respuesta potente de la UE a la crisis del coronavirus y planta cara a la resistencia de Alemania y Países Bajos. El pleno de la Eurocámara ha pedido este viernes un fondo de reconstrucción dotado con hasta dos billones para asistir a los países y sectores más golpeados por la pandemia. Un fondo que tendría que funcionar mayoritariamente a base de subvenciones y no de préstamos, con el fin de no disparar la deuda pública de Madrid y Roma.

Noticias relacionadas

El nuevo instrumento debería financiarse mediante la emisión de bonos a largo plazo garantizados por el presupuesto de la UE, señala la resolución aprobada por la Eurocámara por una mayoría aplastante de 505 votos a favor, 119 en contra y 69 abstenciones. El texto lleva la firma de las principales familias políticas: populares, socialistas, liberales, verdes y conservadores euroescépticos. Todos los eurodiputados españoles han votado a favor, salvo los tres de Vox.

Los eurodiputados advierten a la Comisión de Ursula von der Leyen contra la utilización de “ingeniería financiera” y “multiplicadores dudosos para anunciar cifras ambiciosas”, para no poner en riesgo la credibilidad de la UE. El Ejecutivo comunitario ha vuelto a retrasar el fondo de reconstrucción hasta el 27 de mayo debido a la brecha entre Norte y Sur sobre la dotación, la financiación y el funcionamiento de este instrumento anticrisis.

"Esto envía un potente mensaje a otras instituciones de la UE y a los Gobiernos nacionales: actúen rápido y sean ambiciosos. Necesitamos mostrar auténtica ambición durante el periodo de reconstrucción para responder a las demandas de nuestros ciudadanos y empresas", ha dicho el presidente de la Eurocámara, el socialista italiano David Sassoli. El Parlamento Europeo quiere jugar un papel activo en las negociaciones y no aceptará limitarse a ratificar un acuerdo que le llegue ya hecho, ha avisado.

Un mensaje potente a los Gobiernos

"La unidad de las principales fuerzas políticas de la Eurocámara envía un mensaje muy potente para avanzar en el plan de recuperación de la UE", ha dicho la presidenta del grupo socialista, Iratxe García. "Es lamentable que los eurodiputados de Vox sean los únicos españoles que han votado no a una resolución que apoya a familias y empresas", ha criticado.

Por su parte, la líder del PP en la Eurocámara, Dolors Montserrat, considera que la resolución de la Eurocámara constituye "un avance importante logrado desde el diálogo, el consenso y la unidad". "Este es el camino", ha escrito en su cuenta de Twitter.

"Esperamos que ahora, la Comisión Europea coja la propuesta de la Eurocámara y la use como base para una propuesta mucho más ambiciosa de un plan de recuperación que realmente nos sirva para poner fin a los efectos de esta crisis", ha pedido el portavoz de Ciudadanos en Bruselas, Luis Garicano.

"Gracias a la presión ejercida desde España, y también a la que hemos ejercido muchos parlamentarios en anteriores resoluciones donde no se concretaba la forma, ni las cantidades, ni la mutualización de los planes de reconstrucción, esta nueva resolución ha sido un avance", sostiene la delegación de Podemos en el Parlamento Europeo.