La promotora inmobiliaria Vía Célere ha reforzado su solvencia financiera en 2020 con la reducción de su deuda corporativa en 216 millones de euros, tal y como ha informado este lunes.

Noticias relacionadas

Esta cifra se ha dividido en la amortización de un préstamo sindicado de 150 millones de euros, así como de líneas corporativas de crédito del Banco Santander por importe de 50 millones de euros y el repago de 16 millones de euros en préstamos suelo y pólizas de crédito. Estas cifras, apunta la promotora, "no han tenido en cuenta la amortización de préstamos promotores asociados a la entrega de viviendas".

Vía Célere ha terminado 2020 con una posición de caja de 140 millones de euros. De esta forma, ha cubierto "de forma amplia" todos los vencimientos previstos para 2021 y se garantiza un amplio acceso a financiación bancaria y mercados de capitales.

El consejero delegado de Vía Célere, José Ignacio Morales Plaza, ha destacado que "esta decisión de reducción significativa de la deuda se suma operativamente a la entrega de casi 2.000 viviendas realizadas en 2020, lo que demuestra la capacidad de desapalancamiento y de generación de caja de Vía Célere y nos sitúan en una posición inmejorable para continuar la senda de crecimiento responsable y sostenible marcada en nuestro plan estratégico".

El directivo ha señalado que "la diversificación de las fuentes de financiación en el negocio promotor es, sin duda, una de las claves estratégicas más relevantes para las promotoras residenciales". "En Vía Célere llevamos año y medio explorando distintas alternativas en el mercado bancario, de direct lending y en el mercado de capitales y estamos muy satisfechos con todas las decisiones que hemos tomado".

Salto al MARF

En el año 2020, Vía Célere ya alcanzó varios hitos que reforzaron todavía más su solidez financiera. En este sentido, la promotora estableció un acuerdo de novación de un préstamo sindicado de 193 millones de euros, extendiendo su vencimiento hasta final de 2021. Además, la novación se llevó a cabo antes de lo previsto, en junio de 2020..

Por otro lado, Vía Célere también fue la primera compañía en incorporarse al Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) tras el covid-19 con el lanzamiento de un programa de pagarés por importe máximo de 100 millones de euros. Estos pagarés tienen un importe mínimo de 100.000 euros y sus plazos de emisión se sitúan entre los tres días y los dos años.