Idealista va a interponer un recurso contencioso administrativo contra una resolución del Ayuntamiento de Barcelona, dirigido por Ada Colau, en la cual sanciona administrativamente con 90.000 euros de forma solidaria al portal inmobiliario y a la agencia inmobiliaria que publicó el pasado verano un anuncio de una vivienda en alquiler con un comentario que el Ayuntamiento considera discriminatorio.

Noticias relacionadas

El anuncio, publicado en verano de 2019, incluía un comentario en el que indicaba su preferencia por perfiles de personas españolas. Estuvo activo en torno a una semana y, como explica Idealista, no fue denunciado como discriminatorio por ninguno de los aproximadamente 600 usuarios que lo vieron; es decir, ninguna de esas cientos de personas activaron el proceso de revisión manual del contenido por considerarlo inapropiado.

Pantallazo obtenido de eldiario.es que fue uno de los medios que lo publicó.

El Ayuntamiento de Barcelona tampoco comunicó la supuesta ilicitud del anuncio ni solicitó su retirada antes de proceder a un expediente sancionador y "filtrar su contenido a los medios de comunicación", indica el portal.

Por tanto, Idealista conoció el caso y cuál era el anuncio base de la denuncia "tras ser difundido por el Ayuntamiento a medios de comunicación, en concreto a los periodistas que recibieron embargada la denuncia, pero no fue compartido con ninguna de las empresas afectadas, lo que provocó inicialmente una situación de indefensión tanto de la agencia como de Idealista".

Es más, en el momento de la comunicación el Ayuntamiento de Barcelona no incluyó en el expediente notificado ningún anuncio concreto. "Solo se nos indicó que fue publicado el 28 de junio de 2019 con determinado texto", inciden desde Idealista. "No nos dieron copia del anuncio que sí facilitaron a los medios de comunicación ni tampoco hicieron mención a que la fecha de baja fue el 10 de julio", ahondan. 

Idealista no es una agencia

El consistorio basa su sanción en considerar a Idealista como una agencia inmobiliaria y aplica la regulación de intermediación inmobiliaria. De hecho, el Ayuntamiento de Barcelona hace responsable a la compañía de las infracciones en materia de publicidad de la Ley catalana de Derecho a la Vivienda, como sería la discriminación en la publicidad.

Sin embargo, el portal afirma en su blog que "en los 20 años de existencia de esta página web, los millones de usuarios que la han usado y la usan a diario conocen profundamente el funcionamiento y tienen claro que podemos ser muchas cosas, pero no una agencia inmobiliaria". 

El portavoz de Idealista, Fernando Encinar, denuncia que "el equipo de Ada Colau ha promovido una campaña de desprestigio contra Idealista, al intentar desacreditarnos tergiversando la realidad de los hechos". "Es evidente cuál es el papel de Idealista como plataforma y cómo se ha utilizado este desafortunado caso para hacer acusaciones gravísimas de racismo y xenofobia", expone.

En el momento que el Ayuntamiento de Barcelona hizo pública la denuncia a Idealista en diciembre de 2019, el portal manifestó su "más profundo rechazo y repulsa a cualquier tipo de discriminación por cualquier motivo, especialmente los relacionados con nacionalidad, raza, religión, sexo, orientación sexual y/o político".

Por tanto, Fernando Encinar considera que "nos tememos que no van a parar y habrá más intentos, no me cabe duda que seguiremos sufriendo el escrache sistemático del Ayuntamiento de Barcelona”.