Los problemas con la cadena de suministros añaden más leña al fuego a la difícil situación financiera del fabricante eólico hispano-alemán Siemens Gamesa. Ya se ha adelantado que espera perder varios millones en 2022, y una caída del 9% de sus ingresos.

Noticias relacionadas

Unas cifras que dan la razón al análisis publicado en este diario de Bank of America, que anunciaba habría riesgo en el margen de beneficios para este año porque las materias primas y la logística seguirán siendo un desafío, tal y como fue 2021,

Tanto es así que la multinacional estudia la potencial venta de sus parques eólicos en promoción del sur de Europa, que podrían tener un impacto positivo en los resultados, después de haber actualizado las guías de mercado para el ejercicio fiscal de 2022 y publicar los resultados preliminares del primer trimestre.

Con una previsión de una caída de ingresos entre el 9% y el 2% en el ejercicio fiscal de 2022 y una caída del margen del beneficio neto de explotación (Ebit) de hasta el 4%, la compañía continuará trabajando en iniciativas de optimización de costes. También implementará medidas en toda la cadena de valor para mitigar los incrementos en los costes logísticos y en la cadena de suministro.

En este contexto, estudia la venta de sus parques eólicos en promoción para tener un impacto positivo en los resultados.

La sociedad ha explicado que estos los impactos negativos provienen de las disrupciones en la cadena de suministro que han generado una inflación "mayor de la esperada".

No obstante, en las previsiones de la empresa tras actualizar las guías de mercado para el ejercicio fiscal de 2022, el Ebit podría alcanzar una variación positiva del 1% en un mejor escenario. A pesar del "complejo entorno" a corto plazo para la empresa, Gamesa ha confirmado que mantiene su visión a largo plazo para el negocio, aspirando a un margen EBIT pre PPA de entre un 8% y un 10%.

En lo que respecta a los resultados preliminares para el primer trimestre de este ejercicio, la compañía proyecta unas ventas de 1,8 millones de euros, un Ebit negativo de 309 millones de euros y una deuda financiera neta de 1.100 millones de euros. Las líneas de financiación ascenderán hasta 3.200 millones de euros, de los cuales 2.000 millones tienen vencimiento en 2027.

Por su parte, las previsiones de entrada de pedidos se sitúa en los 2.500 millones de euros, incluyendo el contrato del proyecto 'offshore gode wind' en Alemania. La cartera total ascendería a 33.600 millones de euros a final del trimestre.

La compañía ha reconocido que durante el primer trimestre del ejercicio de 2022, el desempeño se ha visto afectado de manera negativa por disrupciones en la cadena de suministro, que ahora se espera tengan una duración mayor de la inicialmente prevista.

Las tensiones en la cadena han supuesto en una inflación de costes mayor de la esperada que afecta principalmente al segmento de aerogeneradores. En este sentido, la empresa ha incidido en que la volatilidad de las condiciones de mercado ha afectado además a las decisiones de inversión de algunos clientes y, como consecuencia, ha provocado retrasos en algunos proyectos.

Asimismo los desafíos durante el lanzamiento de la plataforma Siemens Gamesa 5.X, incluyendo algunos cambios de mercado y de producción en la evaluación total de la cartera de pedidos de aerogeneradores 'onshore' ha llevado a un impacto negativo de 289 millones de euros en el EBIT durante el primer trimestre de este año.

Este impacto se explica principalmente a las desviaciones en la estimación de costes en contratos onerosos, según la empresa.

De su lado, la contribución de aerogeneradores 'offfshore' se ha mantenido positiva y la categoría de servicios ha obtenido una rentabilidad por encima del 20% en el trimestre, a pesar de las alteraciones en la cadena de suministro y su impacto negativo en las operaciones.

"Con unos resultados del primer trimestre impactados significativamente por las provisiones reconocidas, se espera que el desempeño en el resto del año se beneficie de mayor nivel de actividad y del desempeño positivo de nuestros negocios de aerogeneradores 'offshore' y servicios, mientras continuamos con los esfuerzos de transformación en nuestro negocio de aerogeneradores 'onshore'", ha explicado la empresa.