La compañía química con sede en Londres INEOS ha anunciado que invertirá más de 2.000 millones de euros en la producción de hidrógeno verde sin emisiones de carbono en diferentes ubicaciones del continente europeo. Y parte de una inmejorable posición en este sector, ya que es una de las dos empresas de productos químicos más importantes del mundo por cifra de negocios.

Noticias relacionadas

Sus primeras plantas se construirán en Noruega, Alemania y Bélgica y también hay inversiones planificadas para el Reino Unido y Francia.

A través de su filial Inovyn, INEOS ya es el mayor operador de Europa de electrólisis, la tecnología esencial necesaria para la producción de hidrógeno verde usado para generar energía, para el transporte y para su uso industrial.

La empresa también cuenta con una gran experiencia en el almacenamiento y la gestión del hidrógeno, los mimbres perfectos para avanzar hacia un futuro basado en el hidrógeno.

Geir Tuft, CEO de INOVYN, señala que "INEOS goza de una posición única para desempeñar un papel destacado en el desarrollo de estas nuevas oportunidades, las cuales se han visto impulsadas por la demanda creciente de fuentes de energía asequibles y con bajas emisiones de carbono combinadas con nuestras capacidades existentes para operar con electrólisis a gran escala".

Primeros aterrizajes

La primera unidad que se construirá será un electrolizador de 20 MW para producir hidrógeno verde a través de la electrólisis del agua, esta unidad, situada en Noruega, funcionará con electricidad sin emisión de carbono. Este proyecto producirá una reducción mínima de alrededor de 22.000 toneladas de CO2 al año, disminuirá la huella de carbono de las operaciones de INEOS en Rafnes y se usará como centro para suministrar hidrógeno al sector del transporte noruego.

En Alemania, INEOS tiene prevista la construcción de un electrolizador de mayor escala, de 100 MW, para producir hidrógeno verde en su planta de Koln. El desarrollo promoverá la descarbonización de las operaciones de INEOS en la planta. El hidrógeno de la unidad se usará para la producción de amoniaco verde.

El proyecto de Koln implicará una reducción de las emisiones de carbono de 120.000 toneladas al año. También creará oportunidades para el desarrollo de electrocombustibles mediante aplicaciones de energía a metanol a escala industrial.

Otros proyectos

INEOS está desarrollando otros proyectos en Bélgica, Francia y Reino Unido y espera anunciar nuevas asociaciones con organizaciones líderes involucradas en el desarrollo de nuevas aplicaciones para el hidrógeno.

En noviembre de 2020, puso en marcha una nueva empresa, INOVYN, para desarrollar y crear capacidades de hidrógeno biológico en Europa con el objetivo de apoyar el impulso hacia un futuro sin carbono.

Su negocio de hidrógeno tendrá la sede en Reino Unido y tiene como objetivo crear capacidad para producir hidrógeno en la red de las plantas de la compañía en Europa y en aquellas asociadas en las que el hidrógeno pueda acelerar la descarbonización de la energía.

También pretende trabajar en estrecha colaboración con los Gobiernos europeos para asegurar que se crean las infraestructuras necesarias para facilitar el papel principal del hidrógeno en la nueva economía ecológica.

Wouter Bleukx, el director comercial de INOVYN, añadió por su parte que "el hidrógeno es una parte fundamental de la economía con objetivos neutros de emisiones de la que se hablará durante desde décadas. Y nosotros estamos situados en una posición única para apoyar nuevas oportunidades impulsadas por la demanda de fuentes de energías

asequibles y sin carbono".