TerraMar ha actualizado su oferta vinculante para inyectar 200 millones de euros para el rescate de Abenewco 1, sociedad a la que traspasó los activos y las actividades más valiosos de la matriz. Se compromete a adelantar una financiación de 60 millones de euros -35 millones de euros en primer lugar y 25 millones de euros en una segunda fase- si se logra el visto bueno de los acreedores financieros al acuerdo de reestructuración en septiembre.

Noticias relacionadas

Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Abenewco 1 ha recibido una actualización de la oferta vinculante, sometida a determinadas condiciones, por parte de TerraMar Capital LLC "cuya finalidad es ajustar la oferta previa al resultado de la negociación mantenida con los principales acreedores financieros".

En concreto, la operación financiera se desarrollaría en tres fases, implicando el desembolso por parte de TerraMar de 200 millones de euros en forma de financiación e inversión.

En la primera de las fases, que pasa por la firma de un acuerdo de reestructuración que refleje la propuesta del inversor. Además, el inversor y la mayoría de los acreedores financieros se comprometen a llevar a cabo la misma, si es así, TerraMar aportaría a Abenewco 1 esa financiación interina de 60 millones, en dos fases -35 millones de euros disponibles en el momento inicial y ampliables en 25 millones adicionales a desembolsar en la segundo fase- en forma de préstamo.

Además, dispondría de un avance de una línea de avales por un importe inicial de 60 millones de euros con la garantía de CESCE, en dos fases -40 millones de euros disponibles en el momento inicial y 20 millones adicionales en la segunda fase-.

Primera fase en septiembre

Estos acuerdos estarían sujetos a la suscripción del acuerdo de reestructuración por la mayoría de los acreedores financieros y a la aprobación de la concesión de la garantía por CESCE. Esta fase el fondo señala que debería haberse cerrado necesariamente el próximo mes de septiembre.

En la segunda fase de la operación, se completarían los consentimientos de los acreedores para poder ejecutar el acuerdo de reestructuración y, de cumplirse las condiciones previstas en el mismo, se habilitará el acceso al segundo tramo de financiación interina y avales.

La fase tercera culminaría el cierre de la operación, una vez que se obtuviera de la concesión por el Consejo de Ministros de la ayuda con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la SEPI por 249 millones de euros para Abenewco 1, a la que está vinculada la operación y se realizaría en unidad de acto.

Así, recibida la aprobación de esta línea de financiación, TerraMar realizaría el segundo desembolso de la financiación restante por importe de 80 millones de euros en forma de deuda a la que se incorporarían también los 60 millones de financiación interina, sumando un total de 140 millones de euros.

Un 70% del capital

Adicionalmente, Abenewco 1 realizaría una ampliación de capital que suscribiría TerraMar para adquirir el 70% del capital social de Abenewco 1 por importe de 60 millones de euros.

La totalidad de la inversión de 200 millones de euros de TerraMar se incorporará al balance de Abenewco1 para mejorar y financiar la compra de deuda y capital de los actuales accionistas.

Como consecuencia de la ampliación de capital, los nuevos accionistas fruto de la reestructuración se verían diluidos, reduciendo sus participaciones a posiciones minoritarias.

Asimismo, en esta fase se debería producir el desembolso de los 249 millones de financiación como aportación del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas y la disponibilidad del resto de los avales comprometidos que alcanzan, junto con los puestos a disposición interinamente, un total de 300 millones.

También se daría por cumplida la condición de reestructuración financiera prevista en el acuerdo de proveedores suscrito el pasado mes de julio de 2020 produciéndose, en consecuencia, su entrada en vigor y ejecución.

Además, Abengoa señala que la presente actualización de la oferta de TerraMar dará lugar, a su vez, a la actualización de la solicitud de apoyo público temporal con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas presentada por Abenewco 1 ante la SEPI.

Única opción

Adicionalmente, se encuentra pendiente de determinar los derechos para Abengoa como parte del plan de reestructuración financiera de Abenewco 1 y su grupo de sociedades con el único objetivo de viabilizar un potencial convenio de acreedores dentro del concurso.

Los consejos de administración de Abengoa y de Abenewco 1 entienden que el plan de reestructuración planteado sobre la oferta vinculante recibida por parte de TerraMar permite alcanzar los objetivos y se convierte a día de hoy "en la única opción para garantizar la viabilidad de Abenewco 1 y su grupo de sociedades participadas".

El pasado 22 de febrero, Abengoa SA, matriz del grupo, solicitó la declaración de concurso voluntario de acreedores tras no lograr que los acreedores financieros le otorgaran los consentimientos para extender de nuevo el plazo para el cierre y ejecución del acuerdo de reestructuración.

En agosto del año pasado, el grupo había alcanzado un acuerdo para que Abengoa Abenewco 1, que según el plan -denominado 'Vellocino'- estaba previsto que pasará a ser sociedad cabecera de todos los negocios de la empresa, suscribiera un préstamo a cinco años por importe de hasta 230 millones de euros para el que solicitó la garantía del ICO al amparo del Real Decreto-Ley 8/2020 de medidas urgentes y extraordinarias contra el impacto social y económico el Covid-19.

El cierre de la operación estaba pendiente de la contribución de la Junta de Andalucía a ese rescate en unos 20 millones de euros adicionales que no se terminó nunca de concretar.

Deuda: casi 6.000 millones

La deuda financiera a cierre de 2019 de Abengoa, último ejercicio con datos reportados por la compañía -que lo hizo hace apenas una semana con casi un año de retraso- ascendía a 4.783 millones de euros, aunque se elevaba hasta casi 6.000 millones si se tenían en cuenta 1.165 millones de euros correspondientes a deuda de proyectos en venta.

El grupo ya esquivó en 2017 el que habría sido el mayor concurso de acreedores de la historia de España, después de verse acuciada por una deuda de casi 9.000 millones de euros.