Eduardo Ortega Socorro Laura Ojea

El Consejo de Ministros extraordinario de este jueves ha aprobado el Real Decreto ley con medidas urgentes para reducir los impuestos que se aplican al suministro de energía eléctrica, concretamente el IVA y el tributo que grava la producción de electricidad, que se suspende temporalmente. María Jesús Montero, la ministra portavoz de Hacienda, espera que esta medida permita rebajar la factura eléctrica de los hogares en un 10%, en total. Y entrará en vigor a partir de este próximo sábado, 26 de junio.

Noticias relacionadas

Con esta decisión, todos los consumidores de electricidad con potencia de hasta 10 kW, que en la práctica son todos los hogares, que tienen de media una potencia de 4,1 kW y el 72,5% de las empresas y negocios en España.

El ahorro será de 857 millones anuales para las familias, pero no todo repercute en 2021 porque hay un decalaje de la factura: los últimos meses del año no se imputan a este año, "por lo que hay 566 millones de afección", ha dicho Montero.

Reforma del mercado eléctrico

Y habrá más novedades en el futuro. Según Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la próxima semana el Consejo de Ministros aprobará un nuevo paquete de medidas destinado a rebajar la factura de la electricidad por valor de 1.300 millones de euros

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Ribera ha recordado que con varias iniciativas que se están discutiendo ahora en el Congreso de los Diputados, como el fondo de sostenibilidad del modelo eléctrico, permitirá una futura reducción de la factura del 15%.  

En concreto, las medidas fiscales aprobadas en el Consejo de Ministros consisten en reducir el IVA de la luz del 21% hasta el 10% y la suspensión temporal del impuesto del 7% que grava la producción de electricidad.

El Gobierno espera lograr una reducción de la factura eléctrica de los hogares de forma inmediata, aunque estas medidas son temporales. La bajada del IVA al 10% será solo hasta fin de año y se aplicará a los consumidores con potencia contratada hasta 10 kilovatios (kW). Y siempre que el precio medio mensual del mercado mayorista de la electricidad esté por encima de los 45 euros por megavatio hora (MWh).

También se aplicará un IVA del 10% a todos los consumidores vulnerables severos hasta fin de año con independencia de su potencia contratada y del precio del mercado.

En lo que se refiere a la suspensión del 7% del impuesto sobre el valor de producción de energía eléctrica, que ya en 2018 se decidió su suspensión temporal durante seis meses para contener otra ola alcista en el precio de la luz, tendrá vigencia durante el tercer trimestre de este año.

Con la suspensión de este impuesto, Montero ha asegurado que repercutirá en el precio de la factura en torno a un 5% o 6%. "En total, supone 400 millones de euros de ahorro para el tejido empresarial en su conjunto porque no afecta al déficit público, es impuesto afecto al sector eléctrico".

La combinación de la reducción del IVA y de la suspensión del IVPEE reducirá la factura de un hogar medio más de un 12%.

Industria electrointensiva

Por otro lado, indica que el conjunto de medidas aprobado, que incluye 100 millones de euros adicionales en ayudas para el sector electrointensivo español, también permitirá un ahorro de 400 millones para el conjunto del tejido empresarial español.

La ministra de Hacienda ha aclarado que todas estamos medidas se han comunicado ya a la Comisión Europea.